Publicado el: 05 Jun 2019

Asturias usará contra la avispa asiática cartuchos pirotécnicos

El Principado licita por 17.762 euros el servicio de exterminio, desde los concejos de Las Regueras, Grado, Illas, Belmonte y Yernes y Tameza hasta el límite con Galicia, con un máximo de 290 avisperos

Un nido primario de Vespa Velutina

Redacción/Grado

Asturias tiene previsto utilizar a partir de julio un sistema pirotécnico para acabar con los nidos de avispa asiática, ‘vespa velutina’. El sistema se aplicará junto al tradicional, ya usado en otras campañas, de inyectar con una pértiga insecticida para neutralizar al avispero. Así se recoge en las condiciones técnicas previstas por el Principado para contratar a una empresa de apoyo en la exterminación de nidos.

Las técnicas se decidirán según el tamaño y la ubicación de los nidos. Si son nidos embrionarios, los más pequeños y los primeros que hacen las reinas cuando salen de la hibernación, se aplicará “insecticida autorizado en spray”. Para los nidos primarios y secundarios, a los que habitualmente hay que acceder usando pértigas, el método preferente será un “artilugio pirotécnico” colocado en una pértiga, con un cartucho que detonará y destruirá el avispero. Se usará “siempre que no exista riesgo para personas o bienes cercanos”, en cuyo caso se optará por la inyección de insecticida, con pértiga. En ambos casos, el personal tendrá que tener formación específica y estar autorizado. Los trabajadores tendrán un máximo de cuatro días para destruir los nidos, una vez recibido el aviso en la aplicación oficial AvisAP.

El contrato, que ha salido a licitación por 17.762 euros, prevé un apoyo externo a la Sociedad de Servicios del Principado (SERPA), que tiene el control de la plaga encargado desde el pasado mes de febrero, cuando comenzó la colocación de trampas para atrapar reinas. Ahora se contrata a una empresa de apoyo para que a partir de julio se encarguen de eliminar los nidos detectados en todo el occidente asturiano, desde los concejos de Illas, Las Regueras, Grado, Yernes y Tameza, Belmonte de Miranda y Somiedo, “además de todos los situados más al Oeste de los citados”, es decir, la zona más afectada por la plaga, hasta el límite con Galicia. Los pliegos de condiciones del contrato estiman un máximo de nidos destruidos a través de este contrato de 290.

En el trampeo de primavera, en Asturias se atraparon más de 9.000 reinas. Cada una tiene capacidad para reproducir en los nidos secundarios hasta 30.000 obreras, lo que da idea de la dificultad de controlar la plaga.

 

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa