Publicado el: 06 Jun 2019

Mejora el estado de salud de la osezna hallada en Tuñón

Las cámaras de vigilancia del Centro de Recuperación de Fauna Silvestre de Cantabria documentan que el esbardu corretea y busca la comida escondida

La osezna, en el patio del centro El Valle APTAS, en Tuñón, en cuyo patio fue encontrada la pasada semana

Redacción/Grado

La osezna recogida en Tuñón el pasado viernes, y que ya había sido localizada días antes por Agentes el Medio Natural separada de su madre y otra cría, ha mejorado de estado de salud, La El esbardu ya corretea y busca comida escondida, según han documentado las cámaras de vigilancia del Centro de Recuperación de la Fauna Silvestre de la Consejería de Medio Rural, Pesca y Alimentación del Gobierno de Cantabria.

El Principado informa de que “la osezna, de cinco meses y 5,6 kilogramos, presentaba un cuadro neurológico grave, por el que permanece aún en observación. Los profesionales del centro continúan realizando pruebas veterinarias para valorar su estado de salud y su pronóstico.  No obstante, su estado clínico ha mejorado durante estos dos días tal y como puede apreciarse en las imágenes tomadas por el sistema de vigilancia del recinto”

La osezna había sido ingresada tras sufrir convulsiones en una clínica veterinaria de Oviedo, donde la estabilizaron, y posteriormente fue trasladada al centro de Cantabria, donde son especialistas en recuperar y rehabilitar a distintas especies de fauna silvestre para su reincorporación al medio natural. “En él se llevan a cabo distintas fases de valoración y tratamiento de los animales, desde los primeros cuidados, cirugía, pruebas diagnósticas y de laboratorio, hasta la hospitalización, rehabilitación y puesta en libertad, pasando por cuidados especiales, postoperatorios o cuarentenas, en caso de ser necesario”, señala el Principado.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa