Publicado el: 18 Jun 2019

Conflicto por el relevo en la Asociación de Vecinos de Trubia

Un grupo de residentes ha solicitado hacerse con las riendas de la entidad y ha pedido una reunión al nuevo alcalde, Alfredo Canteli, mientras la gestora ha convocado una asamblea extraordinaria para hacer el relevo por si hay más candidaturas

La antigua directiva de la asociación de vecinos de Trubia, en una imagen de archivo

Redacción/Grado

Un grupo de vecinos de Trubia, encabezados por José Luis Álvarez Casillas, administrador de una página de FB sobre la localidad, quiere hacerse con las riendas de la Asociación de Vecinos de Trubia y ya ha solicitado una primera reunión con el nuevo alcalde, Alfredo Canteli. La iniciativa ha causado malestar en la gestora de la Asociación, que considera que se ha utilizado el nombre de la entidad por parte de personas que no la representan, ya que no se ha nombrado aún nueva junta directiva, lo que debería hacerse en una asamblea prevista para finales de agosto.

La Asociación inició un proceso de disolución el pasado mes de abril, cuando celebró una asamblea en la que la junta dimitió y se nombró una gestora, después de que nadie se mostrase interesado en tomar las riendas. Con la gestora ya funcionando, Álvarez Casillas se interesó por hacerse cargo de la entidad, y junto a un equipo de “cinco o seis personas” se hicieron socios, con la idea de mantener en activo la asociación. El 1 de junio crearon, de hecho, una página con el nombre de Asociación de vecinos de Trubia, lo que ocasionó malestar en la gestora. En la actualidad, la página funciona, con el nombre de ‘Nueva asociación de vecinos de Trubia y alrededores”.

Personas vinculadas a la gestora defienden que es necesario respetar los plazos de convocatoria de la asamblea, y dar la oportunidad de que se presenten más candidaturas, mientras que Álvarez Casillas no comprende las reticencias, ya que “ahora hay gente dispuesta a trabajar por el pueblo”.

El conflicto ha ocasionado algún cruce de acusaciones Los vecinos interesados en gestionar la asociación acusan a la gestora de ‘oscurantismo’, y reclaman los estatutos mientras que algunas personas vinculadas a la anterior dirección hablan de “apropiación”. “No entiendo todas estas pegas, si nadie quería el relevo y nosotros sí estamos interesados, porqué hay que esperar. Pedí la reunión a título personal y como promotor de una asociación vecinal. Si no es ésta, crearemos otra”, afirma Álvarez Casillas, que fue interventor de Vox en las anteriores elecciones generales, locales, europeas y autonómicas, aunque asegura que su iniciativa es “apolítica”. “Somos un grupo interesado en tirar de Trubia y hay de todos los partidos políticos”, afirma. Entre sus peticiones, la creación de un centro de día, la protección del patrimonio trubieco, con especial atención a los chalés en ruinas, adecuar y reparar el barrio de Soto y Cataluña, y promoción turística de la localidad como arranque de la Senda del Oso, entre otras iniciativas.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa