Publicado el: 19 Jun 2019

Emotiva despedida a dos maestras del colegio Virgen de Alba, de Quirós

La comunidad escolar despidió el curso con un cálido adiós a la directora, Carmen Mëndez, y la profesora de Infantil, Andrea Rodríguez, que dejan el equipo docente

Los niños y niñas, con carteles de despedida para sus maestras/ Beatriz Álvarez

Beatriz Álvarez/Quirós

La historia de un concejo también la escriben sus maestras, las de antes y las de ahora, pero, sobre todo, aquellas que dejan trabajo y tesón, entrega y entusiasmo tras de sí, aquellas que con su labor siembran buen hacer, cordialidad y futuro. Una labor tan importante como es contribuir a la formación y educación de los niños y niñas de nuestros pueblos y ciudades y que tiene tan poco reconocimiento. Ser maestro rural además tienen un plus, mil dificultades añadidas, con dudas sobre si “tendremos recursos, nos escucharán en Consejería, habrá matrícula este año, conseguiremos mantener las unidades que tenemos…”. Cada nuevo día preguntas que se repiten y preguntas nuevas, problemas de difícil solución y mil asuntos que tratar. Una comunidad educativa como la quirosana en la que, realmente, la convivencia convierte a sus miembros en familia, despidió entre lágrimas de cariño y agradecimiento a quienes han sido su directora, Carmen Méndez Álvarez, y su profesora de Infantil, Andrea Rodríguez Luengo, tras cinco años de trabajo en equipo en el colegio.
Mucha emoción entre todos los que integran el CP Virgen De Alba, niños y niñas, padres y madres y el resto de maestros y personal del mismo, en el acto de clausura del curso escolar. Un día que en palabras de Carmen Méndez “nunca olvidaré”. Se abre un nuevo tramo de camino en el que seguirán preocupadas por la educación de niños y niñas para Carmen y Andrea que antes de Quirós ya habían trabajado juntas en Teverga, sumando siete años en total de trabajo en equipo.
Su preocupación por el bienestar de los alumnos y por su formación integral como personas las han llevado, por ejemplo, a poner en marcha de nuevo la biblioteca escolar con ayuda del AMPA y a realizar un vídeo para la recepción de los visitantes en el MEQ, colaborar con la asociación de mayores en el huerto escolar y un proyecto intergeneracional junto a los ancianos del concejo, pero el paso de ambas por Quirós deja mucho más en sus alumnos. La mayoría han empezado a dar sus primeros pasos como escolares en la espectacular aula de infantil de Andrea llena de luz y de colores, pero sobre todo, llena de palabras, de dibujos, de juegos y de esperanza en el futuro y todos ellos han estado bajo la protección de la fantástica directora que ha sido Carmen.
Todo el concejo las va a echar de menos, pero sobre todo los niños y niñas que han crecido este tiempo junto a ellas y que cuando sean hombres y mujeres mirarán hacia atrás y recordarán con especial afecto a aquellas que fueron sus maestras y que tanto empeño pusieron en sacar lo mejor de ellos.
Sí, sin duda, las maestras también escriben la historia de un concejo.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa