Publicado el: 27 Jun 2019

La bandera arco iris ondea por primera vez en el Ayuntamiento de Quirós

“Es un signo de apertura y reconocimiento a los derechos de todas las personas, con independencia de la opción sexual que tengan”, defiende el nuevo alcalde, Rodrigo Suárez (IU)

La bandera arco iris en el balcón de la Casa Consistorial de Quirós

Beatriz Álvarez/Quirós

La bandera arco iris ondea en el balcón del Ayuntamiento de Quirós con motivo del Día del Orgullo LGTB cuando se cumplen cincuenta años del inicio de su celebración. La bandera permanece desde el día de ayer y lo hará hasta el día 28 de junio, Día del Orgullo. La iniciativa partió de un particular que se dirigió al equipo de gobierno para que autorizasen la colocación de este símbolo de tolerancia. El alcalde Rodrigo Suárez ha valorado este gesto como “un signo de apertura y reconocimiento de los derechos de todas las personas, con independencia de la opción sexual que tengan”. José Prieto y Natividad Fernández, portavoz del Grupo socialista y del PP respectivamente también ha valorado positivamente esta medida.
En este momento de regresión en derechos no solo para los colectivos homosexuales, bisexuales y trans cualquier signo, por pequeño que sea, supone un paso en el mantenimiento de los derechos y libertades que se han conseguido. La bandera arco iris es mucho más que un símbolo festivo, lleva implícita la lucha a lo largo de la historia de este colectivo para que ninguna persona debe avergonzarse de lo que es, sea cual sea su sexo biológico, su orientación afectiva, si identidad sexual y su rol de género. Surge como una reacción política y social hacia aquellas fórmulas de patriarcado que se utilizan contra quienes son “diferentes” y que originan vergüenza, exclusión y discriminación acompañadas en muchos casos de agresiones físicas y verbales. El térmico «orgullo» se refiere así “al amor propio o la estima que cada persona tiene de sí misma como merecedora de respeto o consideración”. Esta idea transmite el concepto de una dignidad innata a cada ser humano y que no debe verse afectada por su orientación sexual.

Comentarios:
  1. xixon dice:

    Colocar banderas está bien, como un gesto meramente simbólico, pero no deja de ser un trapo que aporta más bien poco frente a la necesidad de una mayor conciencia y educación entre la población local, en concejos eminentemente rurales como éste, donde, por desgracia, aún rige un machismo ancestral, especialmente en las generaciones de cuarenta años para arriba.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa