Publicado el: 02 Jul 2019

A juicio el vecino de Gúa que disparó a otro por una discusión de ganado

La Fiscalía pide 11 años de cárcel para el acusado, por un presunto delito de asesinato en grado de tentativa y tenencia ilícita de armas

Gúa, en Somiedo, donde ocurrieron los hechos

Redacción/Grado

El vecino de Gúa, en Somiedo, que pegó un tiro a otro residente por una discusión de ganado, en septiembre de 2017, se sentará en el banquillo el próximo 16 de julio. La Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Asturias le acusa de un presunto delito de asesinato en grado de tentativa, por lo que pide 9 años, y otro de tenencia ilícita de armas, por lo que reclama otros dos años de reclusión.

Los hechos sucedieron el 30 de septiembre de 2017. Según relata la Fiscalía, sobre las 18:00 horas del 30 de septiembre de 2017, el herido “que circulaba con su vehículo por la carretera AS-227 en busca de una vaca, se detuvo al llegar a la localidad de Gúa (Somiedo) debido a que encontró al animal. En ese momento apareció el procesado, que vive en las inmediaciones, y ambos comenzaron a discutir por problemas con el ganado”, por lo que la víctima salió del coche. En un momento de la discusión, “el procesado sacó una pistola que llevaba entre la ropa y, de forma completamente sorpresiva, estando a 5 o 6 metros de distancia” le disparó uno o dos disparos “con intención de matarlo”. Le alcanzó en la mano derecha, y abandonó el lugar, tras decirle “que terminaría matándolo un día u otro”.

El agredido volvió al coche, y bajó a currarse. Según el fiscal, “resultó con fractura conminuta de base del tercer metacarpiano de la mano derecha no desplazada. Para la curación precisó una primera asistencia y tratamiento diferenciado consistente en osteosíntesis con dos agujas de Kirchner, inmovilización con férula de yeso y retirada de las agujas, así como tratamiento rehabilitador. Tardó en curar 278 días”. le quedaron secuelas, como dolor en la mano y daños en las articulaciones de tres dedos.

El 2 de octubre de 2017 agentes de la Guardia Civil realizaron una entrada y registro en el domicilio del procesado, en Somiedo, encontrándose dos cajas de proyectiles de calibre 7,92 (munición de guerra), una carabina de calibre 4,5 y cuatro cajas de munición de calibre 9 mm largo, cada una de las cuales contenía 25 cartuchos.

El acusado no tenía permiso de armas y la pistola con la que supuestamente hizo los disparos no ha sido encontrada. Ha ingresado al juzgado 4.000 euros para indemnizar a la víctima.

Además de las penas de cárcel, en concepto de responsabilidad civil, el Ministerio Fiscal solicita que el procesado indemnice a la víctima con 19.313,91 euros (7.030 euros por días de perjuicio básico, 5.395 euros por días de perjuicio moderado, 465 euros por días de perjuicio grave y 6.423,91 por secuelas) y al SESPA con la cantidad que se determine en ejecución de sentencia por la asistencia médica prestada al herido, más los intereses legales correspondientes.

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa