Publicado el: 15 Jul 2019

Un extremeño gana la doma en directo de Premoño

Cientos de aficionados asistieron a la competición de ‘horsemanship’ de la fiesta reguerana, que vive hoy su último día con el reparto del bollo y una verbena del grupo Ideas y la orquesta Cinema

José Luis Serradilla, durante el trabajo de doma/Esther Martínez

Esther Martínez/Las Regueras

José Luis Serradilla, un extremeño de Jaraíz de la Vera, resultó ayer vencedor del II Desafío Horsemanship, celebrado ayer por la tarde, durante  las fiestas de Santa Ana de Premoño, y que congregó a cientos de aficionados al mundo ecuestre.

Serradilla es propietario de un centro ecuestre, Ecupasil, ubicado en su localidad natal. Ha trabajado en varios puntos de la geografía española, Portugal, Irlanda, Argentina y Canadá. Además de la doma y el turismo ecuestre ha dedicado parte de su vida a las terapias asistidas con caballos, trabajando con personas de barrios marginales, o con reclusos de centros penitenciarios. Ha sido alumno de maestros de la talla de Lucy Rees, Scarpati (padre e hijo) o Steve Harris, entre otros. Todos ellos referentes a nivel mundial de la técnica del Horsemaship.

Además del ganador, completaban el cartel de entrenadores Jon Fernández, que llegaba desde Vizcaya, y el coruñés Ricardo Martínez. Esta prueba consiste en la doma natural, cada uno de un potro, de manera simultánea y en recintos separados,  que nunca habían sido antes domados ni montados y que por supuesto no son de su propiedad. De hecho dos de los animales participantes fueron criados en Premoño, en la ganadería equina Varif Arabians.

El objetivo de esta competición pretende mostrar a los aficionados que existen otras formas de relacionarse con el caballo de forma natural; cuenta la finura, delicadeza y tacto con la que consiguen llegar a entenderse hombre y caballo.

Según Patricia España, una de las juezas de la prueba, que fue narrando la evolución de la doma al público, “no gana quien logre montar primero al caballo; hay un conjunto de factores que se tienen en cuenta, entre ellos y muy importante, la comunicación que se genera entre caballo y entrenador. Es el cómo realiza esa doma, lo que ocurre durante esos noventa minutos que tienen de tiempo”. En ese tiempo es obligatorio que los caballos tengan al menos 15 minutos de descanso, que cada uno organiza como quiera.

Además de Patricia, participaron otros seis jueces, llegados de León y Cantabria, con dos locales, Luis Coto y Vanesa Calvo.

Durante la mañana del domingo y previo a esta prueba, unos 250 jinetes recorrieron pistas y senderos de Las Regueras, en la ruta ecuestre que cada año programa la Comisión de Fiestas de Premoño.

Hoy continúan las fiestas, con la entrega del bollo, casadiella y bebida y una verbena amenizada por la orquesta Cinema y el grupo Ideas. Esta edición de Santa Ana finalizará con fuegos artificiales y chocolatada.

Jueces del concurso junto al ganador (tercero por la izquierda), ayer en Premoño/ Esther Martínez

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa