Publicado el: 18 Jul 2019

Seis ayuntamientos de la comarca inician mandato sin deuda

Solo Quirós cerró ciclo político aumentando su deuda viva, mientras que municipios como Somiedo, Teverga, Grado y Salas lograron reducir su déficit desde 2014

Ayuntamiento de Quirós

L. S. / Grado

Se abre un nuevo ciclo político, tras la constitución de las nuevas Corporaciones, y llega el momento de hacer balance de la gestión anterior. Uno de los aspectos clave está en la deuda: ¿ha bajado o ha subido el endeudamiento por habitante en los últimos cuatro años? En la comarca del Camín Real de la Mesa, la deuda municipal se ha reducido sensiblemente, con la sola excepción de Quirós. Al concejo quirosano le pesa mucho la deuda de la mina de Murias, una indemnización por el cierre por decreto de una explotación minera que ha caído sobre las arcas municipales colocando a Quirós como el concejo asturiano que más ha incrementado su deuda por habitante entre 2014 y 2018, según los datos de deuda viva del Ministerio de Hacienda. En 2014 no se reflejaba deuda viva, y en 2018, ésta era de 800.000 euros, lo que arroja un incremento de la deuda por habitante de 661 euros.
Sin deuda
En el otro extremo de la balanza están los concejos que no tienen deuda viva, según el Ministerio. En la comarca del Camín Real de la Mesa, son seis: Belmonte de Miranda, Candamo, Proaza, Las regueras, Santo Adriano y Yernes y Tameza. En el caso de Proaza, se ha llegado a esta situación tras reducir la deuda en los últimos cuatro años en 17 euros por habitante.
En cuanto al volumen global de deuda, al margen del número de habitantes del concejo, el que más deuda viva tiene es Salas, seguido de Grado, Somiedo, Quirós y Teverga. En todos ellos, salvo el caso ya citado de Quirós, en el último mandato se hicieron grandes esfuerzos por reducir el endeudamiento.
El que más lo redujo en términos relativos es Somiedo, que pasó de 1,9 millones a 1,2, lo que deja una reducción de 408 euros por habitante, aunque sigue teniendo la deuda por vecino más alta de la comarca del Camín Real, 1.070 euros.
En Salas, se pasó de 7,3 millones a 4,6, una reducción de 407 euros por habitante, aunque el endeudamiento sigue alto, en 908 euros por vecino.
En Grado, donde el llamado ‘caso Carreño’ comprometió seriamente las arcas municipales, la deuda pasó de 4,5 millones a 3,6, y se sitúa en 366 euros por vecino, una rebaja de 59 euros por residente.En Teverga, la rebaja fue de 127 euros por vecino, quedando en una deuda de 400.000 euros, 253 por vecino. En Illas, la deuda ha aumentado ligeramente, hasta un euro por vecino.
Caso aparte es Oviedo, que por su volumen de población y la cuantía de su presupuesto es el que más deuda viva tiene, 68,9 millones de euros. La reducción durante el mandato del llamado tripartito (Somos, PSOE e IU) fue de 116 euros por habitante. Encontraron una deuda viva de 96,1 millones de euros, 430 euros por vecino, y en 2018, el endeudamiento por residente fue de 313 euros.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa