Publicado el: 22 Jul 2019

Llenazo turístico en los Valles del Oso con los scouts de Quirós

El Día de la Familia, celebrado el sábado en el campamento quirosano, inundó de turistas los concejos de la Senda del Oso, y algunos visitantes tuvieron que alojarse en Oviedo

Asistentes al Día de la Familia de los scout de Quirós/ Beatriz Álvarez

Beatriz Álvarez/Quirós

Llena hasta los topes. La Senda del Oso pasó con nota este fin de semana la prueba del Día de la Familia del campamento scout de Quirós, que reúne a más de 500 chicos y chicas madrileños. Los jóvenes y sus familiares llenaron la ruta turística y los concejos por los que atraviesa (Quirós, Teverga, Proaza y Santo Adriano) y disfrutaron de una intensa jornada veraniega.

Los mayores del campamento, conocidos como La Cabaña (así llaman a los antiguos scouts, matrimonios y familias enteras) fueron los encargados de crear la infraestructura para albergar a los scouts madrileños, que esta semana rozarán las 540 personas. Una leyenda que recibe a los visitantes a la entrada: “Bienvenidos a vuestra casa”. Y es que el campamento no sólo es la casa de estos chicos que han salido del poco acogedor asfalto para pasar dos semanas en la montaña conociendo muchos de ellos una forma de vida totalmente desconocida.

En el día de los padres la totalidad de los alojamientos del Valle, hoteles y casas rurales, casas de comidas y restaurantes, recibieron un flujo de turistas mucho mayor de lo habitual. Cientos de coches circularon de arriba a abajo a lo largo de todo el día por la habitualmente poco transitada AS 229. Para Josefina Fernández Osorio, propietaria de un hotel y un supermercado en Bárzana, “este campamento es una importante inyección para la economía de la zona. Nosotros repartimos a la gente que llamaba para reservar enviándoles a Proaza, Teverga e incluso a Oviedo, porque aquí coincidió además que había una boda en Bueida. Este año se van a celebrar seis bodas en Bueida con lo que eso supone y esta, en concreto, había reservado nuestro hotel ya en enero de 2018”.

El sábado 300 personas comieron en el campamento. El menú, una combinación, gazpacho, fabada asturiana y sandía. El resto se repartió por los establecimientos de la zona y también celebró el encuentro con sus hijos con fabada y otros platos típicos asturianos como cachopos, acompañados prudentemente con algún culín de sidra. Había satisfacción general con el servicio prestado, si bien unos padres comentaban como anécdota, yendo hacia el coche, que “estamos alojados a diez km del bar más cercano”. Algo a lo que los habitantes del Valle de Trubia están acostumbrados.

No habían repetido en los 44 años de historia que tiene el Grupo Scout 284 Reina del Cielo, pero si una carambola del destino los trajo hace tres años a un concejo grande en extensión pero pequeño en población, volver este verano ha sido una decisión meditada. Se engancharon a Quirós en 2016 y rompiendo su tradición regresan. El paisaje y la gente, “nos trataron muy bien” dice a este medio Sergio Zapata, les han traído de nuevo. De esta vuelta tiene mucha culpa Eva Martínez que apostó fuerte por esta actividad, una actividad que desde entonces ha traído scouts de diferentes lugares tanto a Las Agüeras como a Bueida.

A lo largo de esta semana irán llegando los chicos que están de raid. De ahora a finales de semana se producirán los momentos más emocionantes del campamento: el día del festival, las ceremonias en las que los niños cambian de categoría scout, una suma de momentos en la que la convivencia y el espíritu scout son los auténticos protagonistas, este año con el objetivo de cuidar el planeta. Algarabía de niños lejos de las aulas y los parques infantiles de la ciudad, sueños de adolescentes y bachilleres con su titulo recién estrenado que en breve serán universitarios. Árboles, el sonido del río, la Senda del Oso como límite del campamento, aire puro, sin duda, un regalo que valoran, y de qué forma. Todos forman parte de esta gran familia.

Algunas de las familias regresaron el fin de semana a Madrid, otros se quedarán por Asturias, algunos volverán al campamento para ser espectadores del Festival, están invitados aunque no podrán saludar a los actores (normas del campa). Volverán.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa