Publicado el: 25 Jul 2019

Grado se compromete a ajustar las inversiones en 2019 y 2020

El Pleno aprobó el plan económico financiero, que obliga a cumplir estrictamente la regla de gasto, por el retraso en las obras financiadas con el crédito de 2016

La oposición acusa al gobierno local de retrasar intencionadamente las obras por motivos “electoralistas”, e IU defiende que hubo “problemas burocráticos”

La concejala de IU Marta Pravia

Redacción/Grado

El Ministerio de Hacienda ha obligado al Ayuntamiento de Grado a aprobar un plan económico financiero que comprometa explícitamente el ajuste de los presupuestos de 2019 y 2020 al cumplimiento de la llamada “regla de gasto”, que limita las inversiones para controlar el déficit de las Administraciones públicas. El Ayuntamiento se ha visto obligado a aprobar este plan económico financiero tras excederse en las inversiones de años anteriores, incumpliendo los límites de estabilidad fijados en la conocida como Ley Montoro. La concejala de Hacienda, Marta Pravia, señala que este exceso de inversiones se produjo por el retraso en las obras que estaba previsto financiar con el crédito solicitado en 2016, y que se retrasaron por la necesidad de premisos de otras administraciones (como es el caso del ascensor de la Casa de Cultura, que requirió autorización de la comisión de Patrimonio) o por “los procedimientos administrativos”, que son, señala Pravia, “cada vez más complejos”. La concejala insistió en que se trataba de obras “muy importantes para los moscones”, que finalmente se ejecutaron pese a los retrasos, y minimizó el efecto de la obligación de ejecutar el plan económico financiero, que “no obliga a adoptar medidas dramáticas”, sino “a aplicar la regla de gasto, que de todos modos es una obligación legal”. El incumplimiento, apunta Pravia, se produjo en el ejercicio de 2018, por la inclusión del remanente de Tesorería del año anterior, con cargo al que se ejecutaron las obras, y el crédito que estaba pendiente de gasto.

Para el PP, sin embargo, el plan económico financiero muestra que IU utilizó “trucos” para presentar una rebaja del endeudamiento ficticia, y para retrasar obras y ejecutarlas cuando ya se acercaban las elecciones. “El gobierno de IU se ha visto obligado a presentar un plan económico financiero debido a su mala gestión y su falta de previsión ya que pidieron un crédito para seguir endeudando al Ayuntamiento. y no ejecutaron parte de dicho crédito de forma deliberada. La intención de IU era alargar los tiempos y hacer las obras previstas justo antes de los comicios municipales con claros fines electoralistas. Ello les permitió por una parte, promocionar las obras en la elecciones para tratar de conseguir más votos y además decir que habían disminuido la deuda municipal cuando no es del todo cierto ya que utilizaron el truco de contabilizar como remanente positivo la parte de ese crédito que pidieron y no gastaron”, defiende la portavoz popular, Patricia Álvarez.

Opinión similar sostiene el portavoz de Ciudadanos, José Ramón González. que considera que hubo “una gestión defectuosa realizada de manera intencionada con la intención de estirar lo máximo posible el plazo para ejecutar las inversiones y así acercarlas al periodo electoral para que estuviesen más frescas en la memoria de los votantes”. También discrepa González sobre el efecto que tendrá estar sujeto a un Plan Económico, que “conlleva una serie de limitaciones jurídicas y presupuestarias que tienen que tener el visto bueno de Hacienda. La consecuencia inmediata durante la vigencia del Plan Económico Financiero es que el Ayuntamiento de Grado estará intervenido por Hacienda. Esto va a suponer un recorte en el gasto y por tanto en las inversiones y lo más importante, que no se pueda abordar de momento la rebaja del IBI tal como forzamos a IU a incluir en su programa electoral”.

Para Alfredo Varela, portavoz del PSOE, la obligación de recurrir a este plan muestra “falta de previsión” del equipo de gobierno y limita la capacidad de inversión municipal.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa