Publicado el: 29 Jul 2019

Caja Rural obtuvo en el primer semestre un beneficio de 19,8 millones

Supone un incremento del 19,57 por ciento más que en el mismo periodo del año anterior

Oficina de Caja Rural en Grado

Redacción/Grado

Caja Rural de Asturias mantiene durante el primer semestre el resultado recurrente y obtiene un beneficio neto consolidado de 19,8 millones de euros, un 19,57% más con respecto al mismo periodo del año anterior debido a unas
menores dotaciones.

El vigor de la actividad puramente bancaria se mantuvo durante los primeros seis meses del año. La cifra resultante del volumen de negocio (depósitos + créditos) fue de 6.080 millones de euros con un crecimiento interanual del 6,84%. Los recursos de clientes administrados por Caja Rural de Asturias fueron 3.663 millones de euros, un 7,38% más que en el mismo periodo del año anterior. En cuanto al crédito a la clientela, se incrementó un 6,04% en este periodo y superó la cifra de los 2.417 millones de euros.
Con el dinamismo de los últimos ejercicios, la Caja mejoró considerablemente en la incorporación de nuevos clientes a la Entidad. Un total de 7.787 personas iniciaron su actividad financiera como nuevos clientes. De ellos, 5.898 son economías domésticas, 1.107 empresas y 782 autónomos.
Con respecto a las operaciones crediticias realizadas en el primer semestre, la Caja formalizó un total de 8.518 operaciones de préstamos y créditos por un importe acumulado de más de 223 millones de euros, de los que corresponden al sistema
productivo 82 millones de euros. El resto, proporcionó la necesaria financiación a instituciones y particulares. En concreto, se formalizaron un total de 1.414 créditos hipotecarios destinados a la compra de vivienda en este primer semestre por un importe superior a los 103 millones de euros y 5.326 operaciones de préstamos al consumo por un importe superior a los 37 millones de euros.
En cuanto a los márgenes, se produjo un incremento del 5,83% en el margen de intereses, un 2,93% en el margen bruto y un 0,68% en el neto con respecto al mismo periodo del año anterior. Durante este primer semestre, la reducción de la morosidad y la mejora de los activos mantuvieron su tendencia. La inversión crediticia dudosa, (morosidad) fue del 2,81%. Con unos fondos propios de 426 millones de euros, la solvencia de la Caja en términos de ratio de capital CET1 fue de 24,25% y un ROE de 9,62%.
La evolución del negocio se completó con unos recursos gestionados de clientes fuera de balance de 526 millones, un 10,18% superior a la registrada en el mismo periodo del año anterior.

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa