Publicado el: 06 Ago 2019

El circo y el poder político

Loli GALLEGO

Cuando escucho, veo o leo el que yo llamo “circo mediático” representado por los políticos, encuentro siempre el mismo espectáculo, la ambición del poder. Lo mismo que en el circo, los podemos representar por habilidades, pues solamente usan la habilidad para conseguir el poder.

Tenemos equilibristas, que pasan por el alambre y en algunas ocasiones pierden el equilibrio, pero siguen adelante y no les importa con quiénes se juntan, lo principal es llegar a la meta. Se ha visto en la composición de las Cortes de Navarra, no hubo empacho aliándose incluso con el partido de los seguidores de ETA. ¿Qué más da? Lo importante es ser elegida. ¿Dónde está su conciencia de humanidad para convivir con los asesinos de casi mil  españoles y ver y consentir lo que ellos les van a exigir? Pues quedó bien claro en las declaraciones de la representante de este partido: “Tenemos la llave y se hará lo que nosotros queramos, pues las puertas se pueden abrir y cerrar, lo importante es la llave”. A la vista de este comentario, la elegida es una marioneta en manos de los enemigos de España. Hizo todos los equilibrios posibles, pero al final cayó del alambre, aunque crea que tiene el poder que ambicionaba.

Los magos, son aquellos que meten en la chistera todo tipo de cartas, que si la magia lo permite les permitirán ser elegidos. Me refiero al  ya presidente de las Cortes de Aragón: necesitó de Podemos, Chunta, IU y del PAR (partido  de centro derecha), una miscelánea de lo más variopinto, un cuartipartito que cada uno irá por donde manden los santones de sus correspondientes partidos. Vemos que no importan las ideologías, lo que importa es el “sillón”.

Domadores. Aquí el  que quiere ser elegido es el  representante del Consejo de Ministros. Vueltas y más vueltas, reuniones y más reuniones, acuerdos y desacuerdos, llevamos desde el 28 de abril esperando una formación de gobierno que comience a gobernar pues los problemas de España son muchos y graves. Pero no,”el  felino” al que intenta domar no se deja atrapar la cola, perdón la “coleta” y además las pasa” moradas” para conseguir quedar bien  como buen domador que se cree. Pero “el felino” es astuto y cuando el domador piensa que ya lo tiene, le enseña los dientes y de lo dicho nada de nada.

Payasos. Aquí hay uno que sobresale entre los demás, un “charnego” (así llaman los catalanes de pro a aquellos venidos de fuera de Cataluña) que considerando que sus votos son  necesarios para un futuro gobierno, dice y hace payasadas sin cuento, menospreciando a todos los  que nos consideramos españoles y que huimos de esa división de España que pretenden conseguir.

Hay más habilidades circenses, pero para una pequeña exposición como esta valgan las expuestas.

Hay algo que los une a todos, aunque sus ideologías sean diferentes: cómo no, el dinero.

En este campo hay consenso absoluto para sin discutir y con la más absoluta discreción, nunca el ciudadano sabe cuándo lo pactan, subirse el sueldo y aquí no solo entran los parlamentarios, sino que les hacen compañía los alcaldes, la sintonía es completa en este campo .

Nada más comenzar los mandatos municipales algunos alcaldes  se han subido el sueldo y no el IPC como piden los jubilados que  se les aumenten las pensiones; no, qué va, el cien por cien, como la  Alcaldesa de Gijón, que de una tacada tres mil euros, es decir que el sueldo de la alcaldesa es de  seis mil euros.

Una verdadera vergüenza, no me extraña que cuando salgan del cargo sean ricos. Siempre pensé que para ser rico no hace falta  jugar a la ONCE ni a la Lotería y demás juegos, solo te has de meter en política, pero política de altura, no la de alcaldes  de bajura,que tienen que  hacer su labor con unos mínimos ingresos, que no dan para ponerse un sueldo y muchas veces  pagan de su propio bolso (hubo y hay casos).

Alcaldes de pequeños municipios  que se las ven para gestionar y dar servicios a los ciudadanos y que en muchísimas ocasiones  cuando van a pedir mejoras para sus concejos, los que están en las alturas se los deniegan. Alcaldes que en estos momentos de despoblación rural luchan por  conseguir cosas elementales para el desarrollo de los recursos que tienen, como el turismo rural, pero lo que reciben como contestación es “no es  de nuestra competencia” y ya que vivo en uno de estos municipios clamo por que el más importante recurso con que cuentan los Valles del Oso es la Senda de ese mismo nombre.

Hasta aquí mi reflexión, si alguien se encuentra a disgusto con estas líneas, me acojo al derecho fundamental de la libertad de expresión. (Constitución Española Título I de los derechos y libertades Articulo 20 apartado a).

 

 

 

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa