Publicado el: 08 Ago 2019

Reparar la piscina de Buyera puede superar los 100.000 euros

Sanidad negó el permiso de apertura por el deterioro de las instalaciones, que dependen de la Mancomunidad

La Fundación Oso de Asturias renunció a la gestión de la instalación a finales de 2017

La piscina del área de Buyera, cerrada

Redacción/Grado

Reparar la piscina de Buyera, una de las instalaciones que forman parte de la Senda del Oso, puede superar los 100.000 euros de inversión, ya que arrastra numerosos problemas estructurales. Los ‘parches’ que han ido haciéndose en años anteriores no fueron suficientes para cumplir con los requisitos exigidos por la Inspección de Sanidad del Principado de Asturias, que decidió su clausura. La reapertura requeriría una reparación integral, incluyendo las playas de baño, aseos y duchas y maquinaria, según fuentes consultadas por este periódico. La situación se agrava porque la competencia depende de la Mancomunidad de los Valles del Oso, como el resto de la Senda, una entidad que lleva años entre la vida y la muerte, ya que está en proceso de disolución desde 2016 y sin actividad ni personal, pero que no acaba de desaparecer, precisamente por la dificultad de repartir su patrimonio y sus deudas entre los cuatro ayuntamientos que la integran, Santo Adriano, Proaza, Quirós y Teverga. Hasta ahora, desde que se aprobó la disolución cada ayuntamiento se ha ocupado de la parte del trazado que pasa por su concejo, con apoyo del Principado. La gestión de la piscina estuvo cedida a la Fundación Oso de Asturias, que renunció a ella a finales del 2017, por entender que “no era una actividad propia de su labor”.

El área recreativa de Buyera está en el concejo de Santo Adriano, y muy cerca de Proaza, dos municipios que este verano se han quedado sin piscina. Los otros dos sí cuentan con piscina para sus vecinos. El área de Buyera, además, es uno de los espacios que atraen a turistas a la zona, y el cierre de la piscina se ha notado en la afluencia de visitantes, aseguran algunos de los empresarios de turismo de la zona.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa