Publicado el: 28 Ago 2019

Candamo quiere impulsar la lucha comarcal contra la velutina

San Román acogerá en septiembre una jornada, organizada por el Reader, para analizar políticas comunes que frenen la plaga

El concejal de Medio Ambiente, Santiago Menéndez, alerta a los vecinos de que con la especie “no se puede bajar la guardia: si un año ves pocas y no trampeas, al año siguiente te invaden”

Natalia González y Santiago Menéndez con una de las trampas, en una de las acciones formativas con escolares

L. S./Candamo

Candamo quiere impulsar la lucha comarcal contra la vespa velutina, para establecer líneas comunes de actuación que permitan frenar la plaga, que este verano ha eclosionado con enorme virulencia. Para empezar a poner las bases de esta colaboración supraminicipal, el Reader está organizando ya una jornada de los concejos de la comarca, que se celebrará en septiembre en el palacio Valdés-Bazán, en San Román de Candamo. El concejo es, junto con Salas, uno de los más implicados en la lucha contra el avance de la avispa asiática, con iniciativas que comenzaron hace ya dos años, cuando se detectó la presencia de la especie en el concejo. El concejal de Medio Ambiente, Santiago Menéndez, apicultor además de profesión y presidente de la Asociación de Apicultores de Asturias, destaca que con la velutina “nunca se puede bajar la guardia”, que es precisamente lo que ocurrió la pasada primavera. “En 2018 el mal tiempo impidió que la especie creciera. No hizo nidos grandes con muchas obreras, así que la gente no se dio mucha cuenta del problema. Por eso, se bajó la guardia, y en primavera se hizo poco trampeo para atrapar reinas. El resultado es el que vemos: las reinas han podido crear nuevos nidos, y en esta ocasión, con buen tiempo, se han podido hacer avisperos enormes, con multitud de avispas obreras. Es lo que llamo ‘efecto yo-yo’: un año se trampea, se atrapa a mucha reina, hay menos avisperos y se baja la guardia, y al año siguiente, si las condiciones climáticas acompañan, su presencia se multiplica“, señala. El aumento de la población de avispas está generando mucha presión sobre sus fuentes de alimento: colmenares y frutales, sobre todo.

Para intentar frenar su presencia en verano, es imprescindible “hacer bien el trampeo de reinas de primavera y otoño”, ya que una reina capturada es un avispero menos. También se recomienda poner trampas en verano, “un trampeo curativo que sirve para matar individuos, obreras. Sirve para frenar un poco su actuación sobre plantaciones y colmenares, y también su presencia en zonas habitadas”. Y es que la velutina supone también un peligro para las personas, ya que puede generar reacciones alérgicas y “shock anafiláctico”, como el sufrido por un trabajador que estaba retirando un nido en Aces, que tuvo que ser evacuado en helicóptero desde La Cardosa, en Grado, y posteriormente se recuperó, o un vecino de Candamo, que estuvo tres días ingresado por una picadura.

“Para la Corporación de Candamo el problema de la velutina no es nuevo. Ya venimos trabajando en ello dos años y visto el aumento de la presencia de velutinas redoblaremos el esfuerzo”. Sus líneas de trabajo se han centrado en ofrecer a los vecinos charlas sobre la especie, y talleres de trampeo, tanto en la Casa de Cultura como en coordinación con las asociaciones de vecinos. También han realizado charlas y talleres con salida al campo a trampear con los escolares del colegio Prieto Bances. También han lanzado bandos todos los años para impulsar las campañas, y gestionan directamente avisos que reciben de los vecinos, tanto desde la aplicación oficial del Principado para la lucha contra la plaga, Avisapp, como llamando al 112.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa