Publicado el: 04 Sep 2019

Asturias ha retirado este año más de 2.000 nidos de Velutina

El consejero de Desarrollo Rural anuncia más presupuesto y políticas coordinadas con los municipios para frenar la plaga

Los bomberos eliminaron hoy un avispero en las cercanías del instituto de Trubia

Nido localizado bajo el alero de la casona de Molina, en Trubia

Redacción/Grado

Asturias ha retirado este año más de 2.000 nidos de vespa velutina, y en la pasada campaña de trampeo se atraparon 15.500 reinas. El consejero de Desarrollo Rural, Alejandro Calvo, facilitó ayer estos datos, tras la reunión del comité asesor para el control de la especie. Calvo destacó que el Principado reforzó con 100.000 euros el presupuesto para frenar la plaga, que era en principio de 150.000 euros, y que se dispone de otros 50.000 euros por si son necesarios.

El avance de la avispa asiática se ha dejado sentir con fuerza en la comarca durante este verano, con especial incidencia en concejos como Candamo. En Trubia, por ejemplo, donde en años anteriores no había habido apenas presencia de avispa asiática, se han retirado varios nidos, el último esta misma mañana, en la casona de Molina, en las cercanías del instituto Río Trubia, bajo un alero, tras dar aviso los vecinos.

Calvo aseguró ayer que la lucha contra la plaga es “una prioridad” del gobierno, y se ha comprometido a garantizar los recursos necesarios y a reforzar la coordinación con ayuntamientos, entidades y organismos implicados.

Colaboración ciudadana

El consejero ha destacado la colaboración ciudadana como un elemento clave en la lucha contra la vespa velutina y se ha comprometido a impulsar campañas de divulgación para que la población tenga información veraz, sepa cómo debe actuar y conozca los canales a los que debe dirigirse

Cualquier persona interesa puede contactar con la Administración a través de la web www.avisap.es, en el teléfono 984249165 o enviando un mensaje por WhatsApp al 610255111 o un correo electrónico a info@avisap.es.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa