Publicado el: 05 Sep 2019

Colegiata y Giralda, de tú a tú

Una treintena de teverganos, la mayor parte afincados fuera del concejo, despiden agosto con una fiesta flamenca

Participantes en la fiesta tevergana

Rocío Ardura/Teverga

Una treintena de teverganos afincados en su mayoría fuera del concejo, aunque retornan a él casi todos los fines de semana y en cuanto el periodo de vacaciones lo permite, despidieron el mes de agosto celebrado una Fiesta Flamenca por todo lo alto, ataviados con sus mejores galas andaluzas como si de asistir al Ferial de Sevilla se tratara.

Desde el “Canto de Entrago”, a pocos metros del Palacio de los Condes de Agüera, los organizadores del evento se desplazaron hasta la Plaza y San Martín, “con 175 caballos (caballos de potencia), a lomos de un vistoso descapotable”, como contaba Manuel Ordoñez, mucho humor y ganas de pasarlo bien, sorprendiendo a sus vecinos, “con el propósito de que la Colegiata y la Giralda se tuteen”.

La Fiesta Flamenca, que contó incluso con camisetas diseñadas especialmente para este evento: “Teverga Flamenca…Y Olé”, es la sexta de las Fiestas Temáticas que este grupo de teverganos, mayoritariamente de Entrago, celebra cada verano para reunir a los amigos y pasar una tarde noche de lo más agradable.

“En veranos sucesivos, hemos celebrado ya la Fiesta Hawaiana, Fiesta Hindú, Fiesta de la Elegancia… Nuestro objetivo inicialmente fue reunirnos unos cuantos amigos para hacer algo diferente y divertido”, explica María Jesús Vázquez, inspiradora del festejo. “Pero, cada año se ha ido sumando más gente, con sus diversas ideas y aportaciones y juntos nos hemos dado cuenta de que puede ser una inspiración para todos, incluidos los hosteleros. ¿Quién sabe si el próximo mes de abril puede haber una Fiesta Andaluza en Teverga? ¿Por qué no? Para los pequeños municipios es importantísimo apostar por algo diferente, hacerlo con estilo, con clase, y atraer gentes del resto de Asturias para disfrutarlo”.

En esta ocasión, el hilo conductor han sido el cante y baile andaluz, con fondo tenue de gaita y pandero. Un recuerdo especial, como recordó uno de los asistentes, a los muchos andaluces que vinieron a Asturias, y en particular a Teverga para trabajar en las minas de carbón y se asentaron con su gracia y buen hacer para siempre en esta tierra.

Sidra a mansalva, más el rebujito y la manzanilla que también se pudieron degustar en La Cerezalina, junto con las viandas que todos los asistentes aportan en cada encuentro, esperando gusten mucho a sus compañeros de juerga: empanadas, tortillas, ensaladas, lacón, pastel de cabracho, tartas y arroz con leche.

Después, nada previsto, solo las ganas de compartir y pasarlo bien, con buena música, mucho baile, algún cacharro y mucha y muy buena camaradería.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa