Publicado el: 06 Sep 2019

Grado culmina la primera fase de la reforma del cementerio

La mitad de los 600 columbarios saldrán ya a la venta por 245 euros

Los nuevos columbarios del cementerio de Grado/Claudia Baena

Claudia Baena/Grado
El Ayuntamiento está a punto de culminar la primera fase de la reforma del cementerio, unos trabajos de mejora que han sido acometidos por la empresa Arposa, con una inversión de 306.556 euros. Esta primera fase incluye la construcción de casi 600 columbarios, que no serán puestos todos a la venta, según informa el alcalde moscón, José Luis Trabanco. El equipo de gobierno ha decidido disponer para la comercialización la mitad, y reservar por el momento el resto. Comprar uno de estos columbarios costará 245 euros.
En el cementerio ya se aprecia el resultado de las obras. El camposanto estrena una nueva fachada y una conexión entre la zona de arriba y la de abajo. La zona alta del cementerio tenía un único acceso por la parte de atrás. Ahora, la instalación de unas escaleras permite acceder por la misma puerta principal. También se aprecia ya la pérgola donde se situará un espacio para la Memoria Histórica, diseñado por el arquitecto Juan Carlos Sierra.
La dirección de las obras está hacendo en la actualidad las mediciones técnicas previas a la recepción de los trabajos, un proceso que el alcalde espera que finalice en los próximos días, para dar por concluido oficialmente el contrato.
La reforma del cementerio sufrió retrasos por problemas en la licitación, ya que el primer concurso quedó desierto y fue preciso simplificar el proyecto.
La segunda fase de la reforma del cementerio de Grado se centrará sobre todo en la mejora de las calles y los nichos, según señala el alcalde, José Luis Trabanco. El regidor moscón no descarta que una vez el proyecto haya concluido, puedan valorarse otras mejoras, como modificar el acceso a la zona alta del cementerio. “Siempre hay más que hacer”, asegura, por lo que según vayan desarrollándose las obras podrán sopesarse nuevos cambios.
El alcalde calcula esta segunda etapa del proyecto se ejecute en los próximos dos años, 2020 y 2021, pero insiste en que no es posible dar fechas cerradas porque la tramitación no depende exclusivamente del equipo municipal de gobierno.
La reforma del cementerio, anunciada ya en 2018, tenía como objetivo resolver los problemas estructurales del camposanto, que tenía problemas de drenaje, de accesos y de comunicación interior.
Además de resolver estos problemas estructurales, el proyecto incluyó la creación de un espacio digno para los represaliados del franquismo, un espacio incluye un osario donde puedan reposar “dignamente” los restos que puedan ser exhumados en aplicación de la ley de Memoria Histórica, de las 14 fosas documentadas en el municipio.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa