Publicado el: 12 Sep 2019

Somiedo reclama financiación para que no se caigan los 700 teitos y corros del concejo

El alcalde pide a la consejera, Berta Piñán, que busque apoyo estatal y europeo para impulsar el plan director, con una inversión global de seis millones de euros

Fernández Fervienza plantea también se que recuperen las subvenciones al teitado y no se pida factura, «la escoba para teitar crece en el monte»

Belarmino Fernández Fervienza, con la consejera, Berta Piñán, y el director general de Patrimonio, Martín López Vega

Redacción/Grado

El deterioro de las cabañas de teito de escoba asturianas, ubicadas en su mayoría en Somiedo aunque también en zonas de Teverga, pone en riesgo «el conjunto de construcciones de cubierta vegetal más importante de Europa occidental», según señala el alcalde de Somiedo, Belarmino Fernández Fervienza, que ayer mantuvo una reunión con la consejera de Cultua, Berta Piñán, y el director general de Patrimonio, Martín López Vega. En la entrevista el alcalde somedano pidió que el Principado busque la implicación del Ministerio y de la Unión Europea para poner en marcha el plan director, elaborado hace ya unos años y que establece una serie de actuaciones para mantener los 700 elementos inventariados, entre teitos y corros de piedra. El presupuesto global del plan director es de 6 millones de euros.

Otro aspecto es el de las subvenciones anuales que hasta 2010 daba el Principado para el teitado de cabañas, y que hasta ese momento se cifraba en unos 90.000 euros anuales. Con la crisis las ayudas dejaron de convocarse y cuando se retomaron, en 2017, fue con una cantidad mucho menor, de unos 25.000 euros, y con unas exigencias administrativas imposibles de satisfacer. «Pedían facturas, pero es que las cabañas se teitan con escoba, un vegetal que crece en el monte. ¿A quién le pides esa factura? Y suelen teitar no profesionales, sino paisanos que saben hacerlo. ¿Qué factura pides?», se pregunta Fernández Fervienza. Hasta 2010, lo que se hacía era que las subvenciones las gestionaban los ayuntamientos, principalmente Somiedo y Teverga, que después elaboraban una memoria detallada, con fotografías de todos los trabajos realizados, para justificar la subvención, antes de su aprobación. Se solían teitar parcialmente en cada temporada unos 200 teitos. «Hemos pedido que se vuelva a la situación anterior, en presupuesto de la subvención, y también en cuanto a la justificación de los trabajos. Creemos que la consejera ha sido muy receptiva», valora el alcalde somedano.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa