Publicado el: 10 Oct 2019

Somos Oviedo reclama una solución al transporte escolar al colegio El Villar

La concejala Anabel Santiago pide al Ayuntamiento soluciones para las familias que no tienen garantizado el autobús y el comedor gratuito, y anuncia que Podemos Asturias preguntará a la consejería

 

Caminata solidaria al colegio, de vecinos de Trubia que piden el transporte y el comedor para los niños afectados

Redacción/Trubia

El Grupo municipal de Somos Oviedo reclama al gobierno municipal que adopte medidas para “evitar la discriminación” que sufren las familias que viven a un kilómetro y medio o menos del colegio de El Villar, en Trubia, que no tienen derecho a autobús y comedor gratuito. En lapráctica, los niños están usando el bus, porque quedan plazas libres, pero no tienen acceso al servicio de comedor gratis. O las familias lo pagan, o deben recoger y volver a llevar a los escolares al centro al mediodía, pese a que éste se encuentra en un pueblo, Villar, no en la misma localidad de Trubia, y deben ir por una carretera sinuosa y sin arcén.

“A raíz de una resolución del Gobierno autonómico redactada desde un despacho en el que no se ha tenido en cuenta ni la orografía ni la realidad concreta de cada zona, hay 17 alumnos del centro que quedan exentos del beneficio de transporte y comedor gratuito”, denuncia Anabel Santiago, concejala del grupo municipal. Para acceder a estos beneficios, la normativa marca una distancia de 1.500 metros entre el centro y el domicilio, sin atender a las condiciones específicas de cada lugar: “Este centro está en la ladera de una montaña, fuera del casco urbano y con senderos impracticables a partir del mes de octubre debido a la climatología” expone Santiago. El alumnado tiene que pasar para ir al colegio por la AS 213, que no posee arcén ni aceras, carece de iluminación y en la mayoría de los casos salva un desnivel de más del 11%.  Otro de las vías de acceso al centro se trata de un camino vecinal totalmente descuidado y en el que es frecuente la presencia de animales salvajes como jabalíes o culebras y que desemboca en una curva sin visibilidad. Además, se trata de una carretera con bastante afluencia de vehículos a unas velocidades que no garantizan la seguridad de los peatones. “Todas estas circunstancias hacen que este no sea un acceso adecuado ni para adultos ni, mucho menos, para alumnos de una escuela de primaria y padres y madres con sillitas de niños que acuden al ciclo de 3 a 5 años”, apunta la edil de Somos Oviedo. A la vez, al no tener derecho al comedor gratuito, se obliga a las familias o bien a abonar el servicio o bien a realizar este trayecto en cuatro ocasiones diarias para que los y las niñas participen en las actividades extraescolares de la tarde.

“Urge acabar con la discriminación que sufren estas familias respecto al resto de habitantes de la zona rural y que se tomen medidas tanto desde el Ayuntamiento como desde el Principado para dar respuesta a esta situación”, afirma Anabel Santiago. Por el momento, el grupo municipal ha presentado una serie de preguntas en la Comisión de Educación, Cultura, Salud Pública y Consumo para que el bipartito informe de las medidas que va a tomar para solventar esta preocupante situación de los y las niñas de El Villar y saber si el  Ayuntamiento se ha puesto en contacto con la Consejería de Educación para abordar soluciones a este problema.

Por su parte, Nuria Rodríguez, diputada de Podemos Asturies en la Xunta Xeneral va a plantear también una pregunta a la Consejería de Educación respecto a esta cuestión, advirtiendo de la necesidad de actuar ante una normativa que plantea una situación francamente complicada a las familias afectadas.

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa