Publicado el: 16 Oct 2019

Ciudadanos lleva a la Junta el transporte escolar de Trubia

La portavoz parlamentaria, Laura Pérez Macho, reclama que se modifique el decreto que limita el autobús escolar a 1,5 kilómetros del colegio, para incluir excepciones por el tipo de recorrido

La diputada alerta de que el decreto genera «indefensión» en escolares de zonas como Trubia, Grullos o Santullano, entre otros territorios rurales

La portavoz de Ciudadanos en la Junta General, Laura Pérez Macho/ La Voz de Asturias

Redacción/Grado

Ciudadanos ha planteado en la Junta General del Principado un cambio en la normativa para resolver el problema que sufren parte de las familias de Trubia, que no tienen derecho a transporte escolar por vivir a menos de kilómetro y medio del colegio, pese a que el centro escolar trubieco no está en la villa, sino en un pueblo, El Villar, en un monte, y al que se accede por una carretera sinuosa y sin acera. La portavoz de la formación naranja, Laura Pérez Macho, ha planteado una Proposición no de Ley para su debate en la comisión de Educación del parlamento asturiano, en la que pone de relieve que la situación que viven las familias trubiecas (que ha generado protestas respaldadas por numerosos vecinos de la localidad) raya en la «indefensión» y sucede en otros lugares de la zona rural asturiana, como Grullos, en Candamo; Santullano y El Escamplero, en Las Regueras, o Grandas de Salime. La diputada regional destaca que «la irregular orografía asturiana, unida a la particular forma de ordenación de nuestro territorio rural, y la configuración de sus asentamientos de población, conforman el caldo de cultivo ideal para que en materia de transporte escolar, surjan situaciones que vayan en contra de toda lógica, pudiéndose hablar hasta de indefensiones en algunos casos». Según la Proposición No de Ley, «en todos estos casos los alumnos, residentes en los núcleos rurales de la zona, tienen que transitar a pie para asistir a sus clases, una carretera sin arcén o aceras, con pendientes medias altas o en condiciones de seguridad ni mucho menos idóneas para cualquier tipo de desplazamiento peatonal, cuánto más si esos peatones están en edad escolar. Todo ello porque la normativa de aplicación para la asignación de transporte escolar gratuito se ciñe única y exclusivamente a un criterio de distancia estrictamente lineal y sin ningún tipo de matiz o excepción, ajeno totalmente a la configuración de nuestro territorio». Para resolver el problema, Ciudadanos plantea un cambio en el decreto, que permita establecer excepciones, adaptándolo a las circunstancias concretas de cada territorio. Plantean que el decreto se modifique para que «el Gobierno del Principado pueda acordar de forma motivada, ya sea de oficio o a instancia de interesado, la atribución del servicio de transporte gratuito a alumnos cuyo domicilio se sitúe a menos de 1.500 metros del centro docente, pero cuyas condiciones de transporte sean desfavorables o gravosas por aspectos como la orografía, el tipo de recorrido, el estado del viario, las condiciones especiales del alumno, u otras de análoga naturaleza».

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa