Publicado el: 25 Oct 2019

Teverga sube el IBI al 0,85% «para poder hacer inversiones»

El PSOE acusa al gobierno local, de IU, de bajar el año pasado la contribución por «electoralismo» y el PP lamenta que incrementen el impuesto «en cuanto tienen mayoría y no necesitan nuestros votos»

Equipo de gobierno de Teverga, con la alcaldesa, María Amor Álvarez Ardura

Redacción/Grado

El Ayuntamiento de de Teverga aprobó ayer en un Pleno extraordinario el incremento del Impuesto de Bienes Inmuebles de naturaleza urbana (IBI urbana), que pasará el año que viene del 0,75% actual al 0,85%. El equipo de gobierno local, de IU, sacó en solitario adelante la medida, que justifican para hacer inversiones. El gobierno local  explicó “que en 2019, entró en vigor la última bajada del IBI de urbana hasta el 0,75% y tenemos constatado que el Ayuntamiento Teverga va a perder al menos 50.000€, la misma cantidad que destinamos a inversiones en el Presupuesto municipal”. El equipo de gobierno defiende que con el tipo del IBI al 0,75% los ingresos municipales son insuficientes para sostener las inversiones y los servicios públicos. «Por tanto, la entrada en vigor de este tipo impositivo nos impide realizar inversiones y hace inútil la elaboración de nuevos presupuestos municipales, porque cierra la puerta a que podamos destinar dinero a inversiones; y nos niega la posibilidad de atender renovaciones en los servicios públicos y tampoco podríamos atender nuevas demandas y necesidades vecinales. Haría inútil la labor del Ayuntamiento porque no podríamos asumir con eficacia las competencias y obligaciones municipales. De no tomar medidas ahora conduciríamos al Ayuntamiento a una situación de déficit estructural y volveríamos a la situación de partida cuando llegamos al Ayuntamiento en 2015», defiende la alcaldesa, María Amor Álvarez Ardura, y el concejal de Hacienda, Adrián Gayo. que aseguran que cuando llegaron al gobierno encontraron «un Ayuntamiento endeudado e hipotecado, incapaz de asumir inversiones, ni atender a los vecinos». Y hacen memoria: «A esta última bajada del IBI, y pérdida de ingresos, hay que añadir para comprender mejor la situación actual de carencia de ingresos las realizadas en el anterior mandato cuando se redujeron los impuestos: del IBI urbana del 1,113% (máximo permitido por ley) al 0,90%, una bajada del 20%; y este año 2019, como digo, entró en vigor una nueva bajada del 0,90% al 0,75% (un 16%). A estas bajadas de impuestos hay que añadir las producidas en el impuesto de obras del 4% al 3%; y un 25% en todas las viñetas. Hemos intentado, antes de llegar a esta situación (de tener que modificar los impuestos), obtener una refinanciación de la deuda (que nos supone un gasto muy importante y que no afectaría a los servicios): tratamos de adelantar algunas cuotas a cambio de que se nos concediera un año de carencia; o adelantar algunas cuotas a cambio de que se nos redujera la aportación de capital anual mínimo que debemos amortizar para que fuera más pequeño y así poder destinar los recursos anuales obtenidos a cubrir parcialmente las necesidades básicas de inversiones y pequeñas mejoras que demanden los vecinos; pero no se nos ha permitido«, anuncian. Y consideran que la subida que aprobaron «es a su vez muy moderada y arriesgada, porque seguiremos teniendo un nivel de impuestos más bajo todavía que en la anterior legislatura», al fijar un tipo intermedio entre el anterior, 0,75% y el que estaba en vigor antes de la última modificación, que era del 0,90%, lo que «nos compromete a trabajar en distintas medidas de reducción de gastos en distintas áreas municipales, pero que sin que afecte a los servicios públicos y por supuesto, garantizando unos niveles mínimos para inversiones y renovaciones sin bloquear la actividad municipal. Queremos recalcar además que este incremento de recaudación, de unos 30.000€, se destinarán íntegramente a inversiones en el presupuesto municipal; por tanto van a ser recursos que van a ir directamente a mejorar los servicios municipales o directamente a atender demandas y peticiones de mejora de los vecinos. Además proponemos congelar el resto de tasas e impuestos municipales. Es la única situación viable, al menos, hasta que paguemos definitivamente la deuda, lo que nos permitirá liberar recursos municipales por valor de 100.000€ anuales», concluye el equipo de gobierno, que destaca que el tipo impotivo aprobado para 2020 es «similar al de los ayuntamientos de la comarca a pesar del grado de endeudamiento del Ayuntamiento de Teverga».

Los dos grupos de la oposición, PSOE y PP, cuestionaron la decisión, que para los socialistas muestra el «electoralismo» de la bajada aprobada el año pasado. «El Pleno discurrió en un ambiente normal pero con alguna discrepancia, en principio Izquierda Unida expuso que había hacer una subida del 0,75% al 0,85%, ya que ajustar los ingresos a los gastos y era imprescindible esta modificación», relatan los socialistas, que consideran que en el argumento de IU «falta coherencia». «Si se bajó en agosto de 2018,del 0,90% al 0,75%, ¿por qué ahora en octubre de 2019 se sube al 0,85%, después de cerrar el ejercicio contable de 2018 con un superávit de 172.216 €? Bajan los impuestos a menos de un año para las elecciones municipales y una vez celebradas éstas los vuelven a subir, lo cual nos hace pensar que creemos que esto fue una argucia electoral».

Para el concejal del PP Ángel Lagar, «lo que pasó ayer era de esperar. Lo que costó el mandato pasado bajar del 1,13 al 0,90 y por fin en los acuerdos presupuestarios poder bajarlo a un tipo razonable, al 0,75, se pierde, ya que nada más que no necesitan nuestro voto suben los impuestos. Por supuesto que cuando no cuadra el presupuesto lo más fácil es subir impuestos y no recortar gasto, mi postura siempre fue la misma: organización del Ayuntamiento, control de gasto y ya está bien del saqueo a los vecinos que pagamos bastante más que muchos municipios de similares características», concluye el edil.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa