Publicado el: 28 Oct 2019

La Fundación Oso alerta de la masificación en los miradores de fauna salvaje

La FOA, que encuestó a 1.100 turistas, detecta más turismo de naturaleza en Somiedo y más de ocio y familiar en Las Ubiñas-La Mesa

Avistamiento de fauna en Somiedo

Redacción/Grado

Somiedo atrae más turismo de naturaleza y de avistamiento de fauna salvaje, mientras que el parque natural de Las Ubiñas-ÑLa Mesa es más frecuentado por familias, para actividades de ocio. Este es uno de los resultados más relevantes del estudio realizado por la Fundación Oso de Asturias, que encuestó a 1.100 visitantes en ambos parques naturales,entre los meses de julio y septiembre de este año. La Fundación también aprecia cierta masificación en algunos miradores de avistamiento de osos, por lo que recomienda enfocar más las visitas a conocer el hábitat de la especie, más que a ver ejemplares,

“Con el objetivo de conocer el perfil y las motivaciones de los turistas que se acercan cada verano a los Parques Naturales de Somiedo y las Ubiñas La Mesa, la fundación realizó entre los meses de julio y septiembre 1100 encuestas tanto a senderistas como a observadores de osos. Este trabajo complementa al que ya desarrollara la FOA el año pasado, cuando realizó cerca de 400 encuestas“, señala la Fundación Oso de Asturias. “Tras el análisis de todos los datos recogidos, se ha detectado que el turismo de Somiedo está más orientado al disfrute de la naturaleza, frente al de Las Ubiñas la Mesa, más familiar y relacionado con el tiempo de ocio. En la misma línea, casi la mitad de los encuestados de Somiedo (un 48%) conocían la posibilidad de realizar turismo de observación, frente al 28% de Las Ubiñas”.

La FOA añade que “la procedencia de los visitantes difiere en función de si se trata de un senderista o de una persona que se traslada específicamente con la motivación de avistar osos. En el caso de estos últimos, suelen proceder de Asturias o de comunidades cercanas, como León o País Vasco, mientras que entre los del primer grupo destacan aquellos que vienen de Madrid. El impacto económico, además, es mayor entre los senderistas”.

La Fundación destaca “si bien la preferencia en las condiciones a la hora de observar osos era “la tranquilidad en el punto de observación”, los lugares  para ello donde se realizaron las encuestas eran sitios con gran afluencia de visitantes y donde llegaron a juntarse hasta 150 personas de forma simultánea, lo que aconseja –junto a otros indicadores– adoptar cuanto antes una serie de medidas y buenas prácticas que eviten interferencias indeseadas en los hábitats oseros y pongan en peligro los avances habidos en la conservación de una especie que aún se encuentra en peligro de extinción”. Por lo que anuncia que sumará esfuerzos para “evitar el aprovechamiento no equilibrado de la existencia de este plantígrado en áreas frecuentadas, cada vez más, por visitantes y turistas, por lo que se estima que las distintas promociones deben incidir más en la visita a espacios naturales donde viven los osos, lo que es garantía de una naturaleza privilegiada, y no tanto en la posibilidad del avistamiento de éstos, lo que por otra parte exigiría unas buenas prácticas de todo punto estrictas”.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa