Publicado el: 02 Nov 2019

Les Regueres, una escuela crecedera

El centru escolar, qu’usa métodos pedagóxicos innovadores y tien hasta un pequenu castañéu, pasó n’una década de 69 a 106 neños

Colexu Príncipe d’Asturies / E. M.

Esther Martínez/ Les Regueres
Cuando Marta Corrales, directora del colexu Príncipe d’Asturies de Les Regueres, llegó al centru de maestra, en 2010, había 66 alumnos. Nueve años más tarde hai 106 matriculaos, doce más que l’anterior.
La escuela de Les Regueres, a menos de media hora de los principales núcleos urbanos d’Asturies, ye un centru qu’algamó xusta fama d’innovador. Imparte Educación Infantil y los seis cursos d’Educación Primaria, nuna redolada rural que cunta con un castañéu n’el mesmu cortil escolar. Mentantu n’otros conceyos cai la matrícula y lleguen a cerrar unidaes, el colexu reguerano atrai inclusive alumnos de conceyos pegantes.
Los motivos según la directora y la secretaria, Paloma Martínez, amás de pola ufierta educativa, tán na de servicios. Unu de los más valoraos el d’almuerzos. “Si nun s’ufiertara, munches families nun podríen vivir equí. Ye una de les formes d’afitar la población, al empar que la xestión directa del comedor”. Conchita Tamargo lleva siendo cocinera del colexu dende la so inauguración fai más de trenta años. Los menúes son supervisaos pola nutricionista y los productos “a ser posible son de proximidá, como la carne que vien de la carnicería de L’Escamplero”, afirma Corrales.
No que cinca al método de trabayu usen el cooperativu. “Tolos escolinos de toles clases trabayen n’andecha faciendo equipos de alumnáu de distintes capacidaes porque si fueren homoxéneos alendaríen les desigualdaes. Ente otros usamos modelos como’l de Pujolás. Cada alumnu tien un cargu y úsense táctiques que s’enfoten nel diálogu porque cuando l’otru ye un igual entiéndese meyor que si’l que fala siempre ye l’adultu”, esplica la Secretaria.
Trabayen dafechu con cayueles dixitales y namás hai llibros pa l’asignatura d’inglés. Les venti tablets son utilizaes por toles clases según les necesidaes puntuales. El métodu ABN (algoritmu basáu na numberación) ye la forma que tienen d’aprender matemátiques. Afirmen Marta y Paloma que’l claustru fai tiempu decidió enfotáse nuna escuela distinta y en tou momentu los nuevos modelos cuntaron col total sofitu de les families. Tocantes a les xeres pa casa, consideren que depende a qué neñu, en qué circunstancia y qué materia, ya qu’afirmen que los deberes delles vegaes pueden ser un nial de desigualdaes, pos toles families nun disponen del mesmu tiempu nin de los mesmos medios.
En 2016 empezaron col Contratu Programa, una fórmula que’l primer añu nun tien dotación económica, y a partir del segundu y por un máximu de cuatro años, cuenta con unos 6.000 euros de presupuestu. Al rodiu d’ello llegaron la meyora de les cayueles dixitales, de la biblioteca, l’aniciu de patios dinámicos, y la novedá d’anguaño, la compra d’una emisora de radio. Arriendes de los llogros económicos, el profesoráu recibe formación en proyectos d’ aprendizaxe-serviciu, que como esplica Marta Corrales, fai que tol llabor que se faiga nel centru revierta na meyora de tola comunidá y de la redolada. “Como exemplu, anguaño vamos trabayar dalgunos de los Oxetivos de Desenvolvimientu Sostenible concretamente esti primer trimestre igualdá, salú y bienestar, al traviés d’un proyectu qu’inclúi tantu a los escolares, como al equipu educativu y a les families, que se llama “Radioyentes emocionalmente competentes”.
Nel equipu educativu d’anguaño hai diez maestros, una orientadora del equipu de Grau, que vien una vegada a la selmana, una especialista n’Audición y Llinguaxe a media xornada de llunes a vienres, y otra en Pedagoxía Terapéutica, trés díes per selmana.
El Ayuntamientu del conceyu de Les Regueres paga el serviciu d’almuerzu y el tresporte a les piscines de Grau pa los cursos de natación. Amás apurre una cantidá añal que cubre los viaxes a actividaes fora del conceyu, cuando participen tolos escolares.
Si daqué echa en falta la directora ye una actualización de la imaxe del edificiu, una mano de pintura en delles dependencies, una reforma na zona de dirección y despachos. Una imaxe quiciabes más curiosa, y acorde colos tiempos; pequenos detalles”, conclúi Corrales. Y destaca la cercanía coles families, la redolada privilexada y sentise siempre sofitada en tolos momentos, tanto no profesional como no personal. “La xente esmolezse por ayudar”.
Paez que la pantasma de la despoblación tien visos de fuxir d’esti conceyu. Les cifres del padrón municipal menguaron nos últimos años, y sicasí los nuevos pobladores, families nueves con fíos, ven en Les Regueres una oportunidá de vivir nel campu al pie d’Uviéu.

Traducción del castellano de Lidia Granda

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa