Publicado el: 14 Nov 2019

Protestas vecinales por las inundaciones de fincas en Silviella

Propietarios ribereños critican a la Confederación por no permitirles limpiar las orillas del Pigüeña y reconstruir cierres y advierten del peligro de columnas de alta tensión en la zona

El río entrando por el muro derruido de Silviella

F. R. / Grado 

Los propietarios de las fincas ribereñas del Pigüeña, en Silviella (Belmonte), han vuelto a sufrir el desbordamiento del río a causa de las lluvias. La situación sería hasta cierto punto lógica si no fuera porque aseguran que se podría evitar limpiando las orillas y reconstruyendo algunas murias.  Sin embargo se encuentran con un escollo: la Confederación Hidrográfica se lo impide. Las últimas lluvias han anegado sus fincas y han perjudicado la actividad ganadera. Incluso un vecino ha perdido una vaca con su xato por la crecida. «Estamos peleando desde 2011 con la Confederación siempre por el mismo problema. Hemos metido escritos pero no hacen nada», asegura uno de los afectados que prefiere mantener el anonimato. El origen del problema, a su juicio, es la construcción hace años de una escala salmonera, luego se cambió la ubicación y genera un entronque que acumula basura del río y todos los años produce inundaciones. Pero además, aseguran que hay algunas torretas de alta tensión poco seguras que son un peligro potencial por su precariedad. Las fincas afectadas van desde Veiga (pozo de Cuendia) hasta Las Lleras. Hay árboles tirados pero no se les permite retirarlos. También hay problemas con una muria centenaria que se ha derrumbado «no no dejan arreglarla, ni poner tan solo alambre de espino, no amenazan con multarnos», se quejan.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa