Publicado el: 18 Nov 2019

Los arqueólogos denuncian la presencia de extraños en el yacimiento de La Estaca

Denuncian a la Guardia Civil que alguien intentó retirar la cubierta protectora del mosaico, aunque no se han producido daños

Excavación del mosaico, en el que se aprecia su belleza, y la capa de pintura de las paredes de la villa que lo cubre parcialmente/ Esther Martínez

Redacción/Grado

Los arqueólogos que están excavando en el yacimiento romano de La Estaca, en Las Regueras, han puesto en conocimiento de la Guardia Civil que personas extrañas a la investigación han intentado retirar la cubierta que protege el mosaico, cuando el equipo no estaba trabajando. Durante la noche, la excavación quedó protegida por una cubierta plástica, fijada al suelo con sacos de tierra que además canalizaban el agua. Cuando volvieron, los arqueólogos notaron que alguien había intentado descubrir el mosaico y había movido los sacos y la canalización. «No ha habido ningún daño, pero hemos puesto en conocimiento del Seprona la situación, para que identifiquen a cualquier persona extraña a la excavación que entre en la finca», señala el director de la excavación. Las personas que quieran conocer el mosaico, habrá visitas guiadas al finalizar la excavación, que se pueden solicitar a la Asociación de Amigos del yacimiento.

La excavación está evidenciando que el mosaico es más grande de lo que se planteaba inicialmente, está muy bien conservado y es de una gran belleza, con motivos decorativos geométricos, sogueados y hasta una esvástica (un antiguo símbolo identificado en la actualidad con el nazismo). El paño de mosaico que está saliendo a la luz excede el espacio cubierto por la carpa, por una zona por la que no se podrá excavar hasta que no deje de llover. El mosaico está parcialmente cubierto por restos de pintura caída de las paredes de la antigua villa, que aún no ha comenzado a ser retirada. Esta capa será consolidada y retirada, para ser enviada al Museo Arqueológico. La excavación se está haciendo con apoyo económico ciudadano, a través de un crowdfunding.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa