Publicado el: 22 Nov 2019

Margarita Salas, un nombre para la eternidad

Por Loli GALLEGO

Aunque la presentación lleva un nombre determinado quiero referirme a todas aquellas mujeres que con su talento, su dedicación, su honestidad y su pensamiento han hecho una contribución inestimable a la sociedad y a la humanidad. Existen muchas completamente desconocidas para la gente, pues  como maestra que soy, en los libros de historia y otras materias son pocas las que aparecen.

Enumero algunas:

Concepción Arenal. Abogada, periodista y escritora, nombrada visitadora de las cárceles, mejorando la situación de mujeres y hombres. También  las casa de salud (manicomios) y la condición de la mujer en el siglo XIX. Pionera del feminismo en España. Una de sus obras sobre los derechos de la mujer es ”La mujer y el porvenir”.

Emilia Pardo Bazán, Otra pionera del feminismo. Periodista, catedrática universitaria, fue una figura clave en la transmisión de ideas sobre la desigualdad entre hombres y mujeres, denunciando incansablemente esta situación.

Clara Campoamor, Abogada y política propulsora del voto femenino conseguido en 1933.

Dolores Alen Riera. Primera mujer licenciada en Medicina en España.

Y muchas más,todas con un rasgo en común, humildad, su ego no existe pues la soberbia no la conocen, solo tienen una meta, luchar por una sociedad más justa, equitativa e igualitaria, defendiendo un feminismo silencioso pero efectivo, pues sus vidas se dedicaron a este fin consiguiendo victorias, sin grandes manifestaciones, alborotos, consignas  inadecuadas, pancartas, alusivas de ser feministas. No  es así como se consigue la igualdad, ésta se ha de fundamentar en algo tan simple como a iguales derechos, iguales deberes. Que es lo que no se está considerando.

Margarita Salas. Nacida en  1938 en Canero, concejo de Valdés, hizo su doctorado en Bioquímica en 1963 en la Universidad Complutense de Madrid, trabajando posteriormente durante tres años en la Universidad de Nueva York, bajo la dirección del Premio Nobel  de Bioquímica Severo Ochoa, como ella valdesano. En 1967 regresa a España y funda el primer grupo de investigación de genética molecular, en el Centro de Investigaciones Biológicas de CSIC en Madrid donde trabajó hasta 1977. Fue feminista cuando nadie hablaba de igualdad, nunca quiso hablar de cuotas (sistema deplorable ya que aún denigra más a la mujer coartando sus valores como mujer con una absurda ley). El porcentaje de mujeres en su laboratorio era muy superior  al 50%.

Su contribución a la sociedad está presente en la vida diaria de millones de personas, pacientes oncológicos, policía científica que investiga crímenes, en la arqueología (se hablará  de ellos al final de este artículo).

Desarrolló una intensa campaña para el fomento de las vocaciones científicas en edades tempranas desde la escuela. Dando en ellas  charlas y conferencias. Comentaba que dentro de su laboratorio hay más mujeres que hombres haciendo la tesis doctoral; creía en la valía de las mujeres, sin cuotas, solo con su  esfuerzo e igualdad de condiciones.

Su descubrimiento. Alguna  de sus frases indican cual era su pasión. “No concibo la vida sin investigación”.”Sin investigación básica no hay desarrollo” .Y este pensamiento la llevó a uno de sus descubrimientos, la ADN polimerasa del virus bacteriológico phi,29. Esta fórmula no dirá nada concreto al gran público, pero lo conseguido veremos que es transcendental  para  la medicina forense, la oncología, la arqueología y otras áreas de la ciencia.

Este descubrimiento, permite amplificar la ADN  polimerasa de manera sencilla, rápida y fiable, teniendo una aplicación crucial en la biotecnología. Como ejemplo,en medicina legal cuando se encuentra un pelo en un crimen, mediante este  método se puede amplificar millones de veces el ADN para poder ser analizado, secuenciado y estudiado.

Este elemento fundamental en biotecnología es una de las patentes más rentables del Centro de Investigaciones Científicas (CSIC), pues representó más de la mitad de los derechos de autor (unos nueve millones de euros), devolviendo  millones de euros a la investigación financiada con fondos públicos (datos de la Vicepresidencia Adjunta de Transferencias del Conocimiento de CSIC).

Su prolongación Académica. Está reflejada en sus discípulos en quien siempre confiaba y apoyaba, son científicos en centros de investigación buscando siempre  los hallazgos de mejorar o curar determinadas  dolencias ,siempre por el bien de la humanidad.

Fue discípulo suyo el insigne bioquímico de la Universidad de Oviedo Carlos López Otín

Desde esta humilde colaboración que escribo como homenaje a una gran científica asturiana, que amó a Asturias, que se implicó en la causa feminista, con la causa de  las mujeres y se empeñó en que el Estado debe de prestar más atención y financiación para la investigación de este país.

Demostró que el ser mujer no era un obstáculo para ser científica.

Recibió gran cantidad de premios y honores,pero siempre con humildad.

Miembro de la Academia Nacional de Ciencias de  Estados Unidos.

Miembro de la Real Academia de la Lengua. Sillón letra i 

Premio Inventor Europeo 2019 que recogió en Viena,donde manifestó” no concibo la vida sin investigación y espero seguir trabajando muchos años.”

Solo le faltó el premio Princesa de Asturias, que habría sido una de sus mayores alegrías, pero como se dice nadie es  profeta en su tierra.

Desde aquí a todas las mujeres del mundo,que dedicaron y dedican su vida por el bien de la  humanidad. Mi respeto y admiración.

Comentarios:
  1. Gonzalo dice:

    Tremendo artículo. Felicitaciones a la autora.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa