Publicado el: 23 Nov 2019

El presupuesto de Grado supera los 8 millones, con 532.800 de obras

IU aprueba en solitario las cuentas para 2020, que destinan el 84,6% a mantener los servicios públicos y a gastos de personal

La mejora de las carreteras de La Garba a Los Pitos y Las Ordaliegas; la construcción del centro social de Llantrales, la potabilizadora de Vega de Peridiello y la construcción de nichos en el cementerio, principales inversiones

El presupuesto incluye una partida para completar la compra del edificio del futuro centro cultural

Redacción/Grado

El Ayuntamiento de Grado ha aprobado el presupuesto municipal de 2020, que asciende a 8.029.345 euros, un 2,3 por ciento más que el de este año. El grueso del presupuesto (un 84,6%) se destina al sostenimiento de los servicios públicos y a los gastos de personal, mientras que las inversiones suponen un 6,6% del total, 532.800 euros, una cifra sensiblemente superior al de este año (que alcanzó los 345.000 euros), tras dos ejercicios muy inversores (2018, y 2016, que rozaron el millón de euros para obras). Precisamente el exceso inversor de 2018 (ocasionado por el retraso en algunas de las obras previstas en 2017) obligó a ajustar el cinturón este año, ya que el Ayuntamiento fue obligado a implantar un Plan Económico Financiero por incumplir la regla de gasto.

El Plan de Inversiones prevé destinar 160.000 euros a la mejora de dos carreteras: La Garba-Los Pitos y Las Ordaliegas, con una partida de 160.000 euros. Para la construcción de la Estación de Tratamiento de Agua Potable de Vega de Peridiello, Somines y Nalió se reservan 146.000 euros, y otros 103.000 para el centro social de Llantrales. Hay 50.000 euros para la construcción de nichos en el cementerio municipal, y 40.000 para continuar con el plan de soterramiento de contenedores. Está previsto soterrar dos conjuntos de contenedores, uno de ellos el que está junto a la capilla de Los Dolores. Hay además reservas presupuestarias para inversiones de menor cuantía, como 14.000 euros para completar la adquisición del edificio de Almacenes Miranda, donde está previsto hacer el centro cultural; o 6.800 para continuar el plan de instalación de cámaras de vigilancia para seguridad ciudadana.

El presupuesto es, según la concejala de Hacienda, Marta Pravia, «continuista», y las inversiones, aunque «limitadas», han priorizado las obras comprometidas en el programa electoral. Los ingresos han sido estimados, afirma, «por los servicios técnicos, atendiendo a la recaudación de este año». No adquiere nueva deuda y cumple con el Plan Económico Financiero y la ley de Estabilidad Presupuestaria.

El presupuesto se aprobó con los votos de IU, la abstención del PSOE y los votos en contra de PP y Ciudadanos.

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa