Publicado el: 26 Nov 2019

Transeúntes y sin techo

Severino A. HEVIA

[La Claraboya]

A  veces  los  caminos  no  reflejan  nada  y  sólo  significan  que  incluso  hasta  la  vida  puede  tener  sentido  y  es que  mientras  camines  y  aún  puedas  seguir  en  el  camino  es  señal  sincera  de  que  existes, de  que  todavía  no  todo  está  perdido.
Esa  vida  dura  que  tanto  te  ha  jodido  te  lleva  ahora, amigo, a  ser  un  caminante  en  todos  los  sentidos, a  vagar  despacio, que  prisa  ya  has  tenido, a  dormir  tranquilo, que  cualquier  rincón  puede  ser  un  gran  hotel  si  tú  lo  has  decidido, y  a  vivir  errante, que  eso  es  lo  importante  y  lo  que  puede  darle  a  toda  tu  existencia  un  enorme  brillo.
Has  dejado  atrás  todo  lo vivido  y  ya  nada  importa  porque  todo  eso  de  nada  te  ha  servido, pero  has  aprendido  la  lección  sangrienta  que  te  da  el  camino  y  te  has  vuelto  áspero, rudo  y  mucho  más  duro, has  comprendido  que  poco  importa  todo  lo  pasado, todo  lo  vivido, que  importancia  y  sentido  sólo  tiene  el  estar  presente  cada  día  que  pasa  en  un  sitio  distinto  y  con  un  único  objetivo: el  que  al  día  siguiente  sigas  estando  vivo.
Ya  sabes  lo  que  pasa  cuando  uno  recorre  tantos  sitios y  por  tan  escabrosos  caminos  y  ya  se  que  te  has  encontrado  con  historias  y  culturas  de  todos  los  signos  y  que  te  has  dado  cuenta  de  que  un  siglo  después  aún  pervive  Zola  y  el  mundo  sigue  igual  de  dividido, aunque  seamos  cada  vez  más  los  miserables  y  cada  vez  menos  los  comprometidos.
Déjalos  que  jueguen  con  tu  vida  ya  que  no  pueden  jugar  contigo  y  déjalos  que  sigan  rezando  y  maldiciendo  tu  destino. Tu  a  lo  tuyo, sigue  tranquilo  tu  camino  y  cuenta  con  nosotros, conmigo, que  debes  saber  que  somos  muchos  los  que  caminamos  juntos, los  que  te  acompañamos  en  ese  extraño  viaje  hacia  lo  desconocido.
Es  una  putada  que  el 23 de noviembre, Día  Europeo  de  los  Transeúntes y  Sin  Techo, coincidiera en sábado  y  que  esta  sociedad  tan  culta  y  acomodada estuviera de  fin  de  semana  sin  acordarse  para  nada  de  aquellos  que  se  han  quedado  en  el  camino.

Comentarios:
  1. pilar lópez García dice:

    El artículo está muy bien.Loa olvidados de la tierra,a la política la importa muy poco.
    Y los dias «de» no sirven absolutamente para nada.
    ¡Menos mal que existe Cáritas!

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa