Publicado el: 04 Dic 2019

Los parques naturales de Somiedo y Las Ubiñas-La Mesa quieren recuperar al ‘paisano’

Los usos ganaderos y agrícolas tradicionales del campo asturiano tienen prioridad en los nuevos Instrumentos de Gestión, que esta semana han sido aprobados por los consejos rectores de los espacios naturales

Reunión del consejo rector del parque natural de Las Ubiñas-La Mesa

Redacción/Grado

Los parques naturales de Somiedo y de Las Ubiñas-La Mesa han dado esta semana luz verde a sus Instrumento de Gestión Integrado (IGI), tras un amplio proceso de participación de vecinos, asociaciones, organizaciones sectoriales y ayuntamientos. En ambos casos, el nuevo IGI da un giro para enfocar la protección medioambiental hacia los usos tradicionales, agrícolas y ganaderos, los que tradicionalmente se asocian con el ‘paisano‘, el campesino asturiano.

Tras la luz verde de los consejos rectores de ambos parques, ambos IGI saldrán a información pública, para la presentación de alegaciones, antes de su aprobación definitiva. Con las pautas que marca el IGI ya aprobadas, se trabajará en el desarrollo de los mecanismos para pasar de las palabras a los hechos: el plan de desarrollo, que establece las medidas concretas a llevar a cabo, y la memoria económica, que establece cuánto cuestan estas medidas y cómo se financiarán.

El primero de los IGI en pasar por su consejo rector fue el del parque natural de Somiedo, un espacio protegido de gestión menos compleja que Las Ubiñas-La Mesa, ya que coincide con el municipio, no afecta a varios ayuntamientos.

En Somiedo, el nuevo IGI es «continuista» respecto a la zonificación, que establece las categorías y los niveles de protección y usos permitidos de los distintos territorios. Se ha pretendido hacerlo más comprensible y sencillo, y para su redacción se han tenido en cuenta sugerencias de más de 200 entidades, tanto vecinales como sectoriales y conservacionistas. La potenciación de usos tradicionales, con la protección de espacios como el de campo de siega, es uno de los objetivos del IGI, que también regula el avistamiento de flora y fauna, para hacer compatible este uso turístico con la protección de las especies.

En el parque de Las Ubiñas-La Mesa, la situación es más compleja, ya que afecta a varios ayuntamientos, que ya han avanzado que plantearán alegaciones. El nuevo IGI, que comienza ahora su tramitación tras la aprobación inicial, se someterá a información pública, y se comenzará también a trabajar en el plan de desarrollo y la memoria económica.

«Ha habido un cambio de criterio importante, ya que uno de los objetivos principales del nuevo IGI es proteger y promocionar la actividad tradicional. Tal como ocurre en la sociedad, en el parque natural se está produciendo un abandono del medio rural. Impulsar su recuperación ha pasado a ser uno de nuestros objetivos prioritarios, de forma que la agricultura y la ganadería tradicionales serán dos usos prioritarios del parque», señala el director del espacio natural, Jaime Gordo. «Hemos realizado un proceso muy amplio de participación previa, y ahora se pasará al proceso de alegaciones, que esperamos que permita incorporar mejoras y subsanar errores que se hayan podido detectar. Entraremos también en la segunda fase, el Plan de Desarrollo, que detallará las actuaciones concretas, y la memoria económica, que establecerá el costo y la financiación. Esta financiación es imprescindible para que el parque natural pueda servir realmente para el desarrollo del territorio», señala Gordo. Como ejemplo de esta prioridad que el nuevo IGI da al ‘paisano’, el director del parque natural destaca que los usos agrícolas y ganaderos tradicionales estarán permitidos también en las zonas de usos restringidos. Respecto al calendario, con la tramitación del IGI iniciada el parque natural espera tener el plan de desarrollo y la memoria económica ya planteados para principios de verano, también tras un proceso de participación ciudadana,

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa