Publicado el: 30 Dic 2019

Activado el protocolo por contaminación en Oviedo

La Coordinadora Ecologista había reclamado ya ayer la medida ante la mala calidad del aire, que afecta en especial a Trubia por los niveles de benceno

Se recomienda el uso del transporte público y se prohíbe la quema de restos vegetales

Vista de la contaminación atmosférica en Trubia.

Redacción/Trubia

La Consejería de Infraestructuras, Medio Ambiente y Cambio Climático ha activado esta mañana el Protocolo de Actuación en caso de episodios de contaminación del aire del Principado de Asturias en la zona de Oviedo, en su nivel 0 (preventivo), al persistir durante tres días seguidos los niveles altos de partículas en suspensión en la atmósfera. La medida había sido reclamada ya ayer por la Coordinadora Ecoloxista d’Asturies, que alertó durante la última semana del empeoramiento de la calidad del aire en la zona, con especial preocupación por los niveles de benceno en la zona de Trubia. El protocolo de alertas por contaminación no incluye este contaminante, tal como denunciaron en su momento los ecologistas y partidos políticos como IU.

El protocolo de contaminación «se activa en su nivel 0 cuando la concentración de partículas en la atmósfera es superior a 25 microgramos por metro cúbico (µg/m3) de PM2,5 (partículas de diámetro inferior a 2,4 micras) o de 45 µg/mpara las PM10 (con diámetro inferior a 10 micras) durante tres días en al menos una estación de la zona», señala el Principado, que destaca que se ha dado este nivel en la zona norte, junto al Palacio de los Deportes.

«En concreto, han sido las estaciones de la red de control de la calidad del aire ubicadas en Lugones y en la zona norte de Oviedo (junto al palacio de deportes)  las que han detectado valores por encima de los umbrales previstos para la activación del protocolo de las denominadas partículas PM2,5 (aquellas que tienen un diámetro inferior a 2,5 micras). Respecto a los otros dos contaminantes regulados por el protocolo, las partículas PM10 (con diámetro inferior a 10 micras) también vienen arrojando valores más altos de lo habitual en los últimos días y el dióxido de nitrógeno no presenta problemas», señala la consejería, que detalla los valores:

Media diaria PM2,5 (µg/m3) 27/12/2019 28/12/2019 29/12/2019
Lugones Instituto 25 36 36
Palacio de los Deportes 27 37 36

 

Media diaria PM10 (µg/m3) 27/12/2019 28/12/2019 29/12/2019
Lugones Instituto 41 47 44
Palacio de los Deportes 42 51 51

 

El resto de estaciones de la zona de Oviedo –ubicadas en el parque de Purificación Tomás, el antiguo HUCA y en Trubia– presentan valores normales de concentración de partículas en suspensión. No es así en el caso del benceno, que el protocolo no tiene en cuenta, pero que ha arrojado valores muy altos en los últimos días, «con un pico de 17 µg/m3 con una media hoy de  9,8 µg/m en las últimas 24 horas de este peligroso contaminante en la estación de Trubía», denuncia la Coordinadora Ecoloxista, que destaca que los picos de contaminación por benceno llegan a notarse en Ventanielles, a 14 kilómetros. Los ecologistas recuerdan que el valor de referencia anual en las guías de la Organización Mundial de la Salud (OMS) está 1,7 µg/m3 de media anual, y que «la tolerante normativa española está en 5 µg/m3 de media anual para este peligroso contaminante. La Comisión Europea recomienda un valor de 0 para este contaminante».

 

El Principado señala que las condiciones climáticas que dificultan la «ventilación atmosférica» se mantendrán «muy desfavorables al menos hasta el miércoles 1 de enero, con inversión térmica en niveles bajos, persistente e intensa, ausencia de precipitaciones y calma o vientos flojos».

«El nivel 0 preventivo del protocolo implica el seguimiento atento de la contaminación y la adopción de las medidas logísticas oportunas por parte de las empresas en caso de persistencia o agravamiento de la situación. Si bien en esta fase no se establecen restricciones de tráfico, sí se recomienda la utilización del transporte público y el uso compartido del vehículo privado. Igualmente, se prohíben las quemas de restos vegetales. Además, los ayuntamientos afectados podrán adoptar las medidas que consideren adecuadas para reducir la contaminación, como por ejemplo el riego de viales y carreteras, o el reforzamiento de la inspección. En el caso de personas especialmente sensibles (adultos o niños con problemas respiratorios, patologías cardiacas, EPOC, etc. y mujeres embarazadas y lactantes) se recomienda planificar la actividad física y reducirla en el caso de experimentar síntomas; así como alejarse de las vías con más tráfico».

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa