Publicado el: 01 Feb 2020

Casa Miño reinaugura Somiedo

Herminio Cano reabre tras un año las puertas de su restaurante en la Pola, que supuso una inversión de 650.000 euros en una cuidada remodelación que fusiona modernidad y tradición

Herminio Cano este mediodía, antes de inaugurar la nueva etapa / F. R.

F. Romero / Somiedo

Gran fiesta hoy en la Pola de Somiedo con la reinauguración, tras casi un año de obra, del restaurante Casa Miño. Esta mañana el señero establecimiento volvía a abrir sus puertas con la presencia de familiares, amigos y clientes. El nuevo Casa Miño es fruto de una remodelación esmerada que quiere combinar la tradición con la modernidad. Fue un acto por todo lo alto, con la presencia de los fundadores del restaurante, Herminio y Nieves Cano, de su hijo, Herminio ‘Miño’ actual gerente, del presidente de la Federación Asturiana de Empresarios Belarmino Feito, también somedano y del alcalde, Belarmino Fernández Fervienza, así como de una nutrida representación de las empresas que participaron en la reforma y por supuesto de la fiel clientela del local.

La obra ha consistido en la ampliación de las instalaciones tanto en sus salones como en cocina, hasta llegar a los 217 metros cuadrados. Miño ha apostado también de manera decidida por el ahorro energético y la sostenibilidad, utilizando cristalerías especiales para lograr un mayor aislamiento del frío y del calor. El esfuerzo inversor supera los 650.000 €, consolidando así este negocio como referencia gastronómica en la comarca.

Herminio Cano se dirigió a los asistentes al acto tranquilizándoles: «veis un negocio totalmente remodelado y modernizado, pero mantenemos intacto el compromiso de nuestro tesoro: la cocina tradicional y el servicio a nuestros clientes». Sus primera palabras de agradecimiento fueron para los trabajadores y para el alcalde «que siempre ha estado ahí cuando le hemos necesitado» y para el presidente de Fade, somedano y muy vinculado a la familia Cano desde su infancia. Explicó que se atrevía a dar este paso «apoyado por tres piezas fundamentales, mis padres, mi mujer y mis hijos» y tuvo especiales palabras de cariño para sus padres Nieves y Herminio a quienes quiso homenajear: «ellos son los verdaderos emprendedores. Porque Herminio y Nieves son el origen de este pequeño negocio familiar. Mi padre trabajó de carpintero, taxista, panadero… luego compró la panadería y algunos años después vendría la casa de comidas. Era el año 1972, cuando se gestaba una combinación perfecta, donde mi padre gestionaba y mi madre cocinaba. Y ambos lo que hacían, lo hacían realmente bien. A la buena y acertada gestión de mi padre se le unía la buena cocina de mi madre. Esas son las dos claves del éxito de Casa Miño.» Herminio también agradeció a su mujer Luzma su generosidad «por aguantar sin ningún tipo de recelo el ritmo de vida que nos ha exigido estar al frente de Casa Miño».

El presidente de FADE, Belarmino Feito dijo que era de buen somedano bien nacido «ser agradecido» y añadió que «si alguien tiene capacidad de transformar Asturias esos son los empresarios. Solo necesitamos que nos dejen hacer». Respecto a la familia Cano, el presidente de la patronal asturiana tiene claro que «con empresarios como esta familia va a haber más atractivo para los turistas»

Respecto al turismo en Asturias, aunque se mostró satisfecho con los datos hechos públicos en Fitur de que Asturias tenía cifra récord de visitantes «lo cierto es que estamos a la cola de gastos por visitantes y para combatirlo hay que hacer equipamientos de calidad y con esta inauguración en Somiedo hay un salto a la calidad, así que todos los somedanos deben estar de enhorabuena». Feito relató sus recuerdos y la vinculación con la familia desde que era niño: «siempre me acogieron con cariño, cuando me llevaban en el coche del panadero, con ese olor a pan recién hecho, para ir a estudiar a Belmonte y luego a Grado. Me quedaba a dormir los domingos aquí, aquí  me daban de cenar para salir el lunes para la escuela en la furgoneta» El presidente de FADE  finalizó su intervención deseando a Herminio suerte en esta nueva andadura «porque el éxito está asegurado».

El alcalde de Somiedo, Belarmino Fernández, mostró su reconocimiento al trabajo realizado en esta remodelación y explicó cómo había surgido el turismo en Somiedo «hace 32 años, con el Parque Natural. Empezó modestamente y ahora tenemos 90 negocios turísticos para una población de 1.200 vecinos». Para el alcalde somedano estos negocios contribuyen a la diversificación económica y a asentar población». Además, destacó que el turismo «no solo es cantidad sino calidad y que pare ello tienen un papel muy importante tanto el alojamiento como la restauración. No hay turismo en Asturias sin buena restauración», dijo y añadió que era «la base de todo». Se propuso como objetivo conseguir que todos los pueblos de Somiedo lleguen a tener al menos un establecimiento turístico, «que haya un bar en cada pueblo, porque dan vida». Explicó que Somiedo tenía en la actualidad 20 restaurantes y destacó que la calidad de Casa Miño «marca pauta en Somiedo y en Asturias». Por último bromeó diciendo que Casa Miño va a tener ahora tanto trabajo «que os vais a arrepentir de haberlo arreglado».

Posted by La Voz del Trubia on Saturday, February 1, 2020

 

 

 

 

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa