Publicado el: 12 Feb 2020

Del apoyo de las administraciones a los ganaderos y agricultores

Por Diego PARADES

Concejal del PP en Las Regueras

El 14 de febrero se celebrará en el paseo de Los Álamos de Oviedo una manifestación en defensa del sector primario. La manifestación, convocada por COAG, USAJA y UCA, tendrá como finalidad reivindicar unos precios dignos, el respeto al medio rural, el control de la fauna salvaje y parar la criminalización del sector.

La primera de las reivindicaciones, la relativa a exigir unos precios dignos, me recuerda una moción presentada por el grupo municipal popular de Las Regueras, y debatida en el pleno de septiembre de 2019. En dicha moción se proponía adoptar el siguiente acuerdo: «Dar traslado de la moción al Congreso de los Diputados y solicitar al Gobierno de España que exigiese la introducción de medidas protectoras para nuestras denominaciones de origen e identificaciones geográficas. Y es que, uno de los principales problemas de nuestro campo es la competencia con los mercados exteriores. La aprobación del Tratado sin la protección de nuestras denominaciones de origen e IGPs supondría, según las estimaciones de COAG, la entrada de 100.000 toneladas de carne de vacuno, ‘producida sin las exigencias sanitarias, de trazabilidad ambiental y de sanidad animal que obligan a los productores de la UE, con la consiguiente reducción de hasta un 8% del precio de nuestro vacuno’, lo que vendría a agravar más la situación actual».

Tras haber sido rechazada nuestra moción, con los siete votos en contra del PSOE y la abstención de Ciudadanos, me pregunto si alguien se da cuenta lo triste que es para un ganadero saber que un café en cualquier bar equivale al precio que le pagan por tres litros de leche. ¿Cuántos cafés se hacen con tres litros de leche?

La segunda de las reivindicaciones: respeto al medio rural. Más de lo mismo. La semana pasada conocimos a través de los medios que Tineo se quedaba sin pediatra. Parece que esta es la fórmula con la que el PSOE de Asturias quiere combatir el éxodo rural.

En Las Regueras, nuestra alcaldesa solicitó en el mes de noviembre, en la reunión mantenida con el consejero de Sanidad que se habilitasen en el municipio los servicios de urgencias y pediatría. Todo esto después de que el Partido Popular llevase a pleno una moción en la que se reivindicaban dichos servicios, que fue aprobada tras un intenso debate.

La tercera reivindicación: el control de la fauna salvaje. Por un lado el lobo, especie que desde el sector de la izquierda se niegan a declarar cinegética, y por el otro el jabalí y demás fauna salvaje portadora de enfermedades como la sarna, y de la que el gobierno autonómico no toma medidas. Y ahí están los jabalís, en La Florida, en el Parque de Invierno y pronto en la calle Uría.

A este respecto, el partido popular de Las Regueras presentó en 2015 una moción en la que se alertaba de la proximidad del lobo al municipio. Todos los partidos, con la excepción del PP, se abstuvieron o votaron en contra. Tiempo después, llegó el lobo al municipio, con la consiguiente problemática de que no estamos considerados como zona lobera.

La cuarta reivindicación: parar la criminalización del sector. ¡Hasta dónde hemos llegado! Se está criminalizando un sector que produce lo que se come en las ciudades. Como decía aquel eslogan de la manifestación de 2013: «El queso está bueno, ¿de qué lo hacemos? ¿de leche de loba?» Y todo como consecuencia de un ecologismo exacerbado.

El campo tiene mucho futuro, pero necesita de gobiernos que colaboren… Empezando por los locales, que aunque sea de forma simbólica, deben dar ejemplo y hacer valer las reivindicaciones del mundo rural.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa