Publicado el: 20 Feb 2020

Susín ‘el Guaje’

Casimiro ÁLVAREZ

[A Contracorriente]

Hace algo más de un mes, el pasado día 30 de diciembre, falleció un personaje singular de Proaza, de los que ya no quedan y son de difícil repetición. Buena gente, siempre dispuesto a echar una mano a quien la necesitara, y sobre todo muy activo en todo aquello que le interesaba, y le interesaban todo tipo de cosas; bien fuera su trabajo al frente de la panadería o en las más diversas actividades a las que se dedicó en sus 70 años de vida.
Siendo un niño comenzó a trabajar en la panadería de su padre y en consecuencia a conducir los más variados vehículos con los que se hacía el reparto del pan, lo que marcó su trayectoria de una manera definitiva, pues la afición por toda clase de vehículos fue una constante en su vida; camiones, coches, fue piloto federado de rallys, todo terrenos, quads, motos de carretera, de trial, de nieve, etc, y todo aparato que se moviera por medio de un motor.

Suso en su juventud, en la panadería

Fue el fundador de la primera cuadrilla organizada de caza en Proaza, cuando todavía era un chavalete, y permaneció al frente de ella hasta poco antes de su muerte. Fue el primer, y probablemente el mejor avistador de fauna salvaje de Asturias, costeándose de su bolsillo los mejores equipos de avistamiento y filmación que encontraba; prismáticos, telescopios terrestres, cámaras, trípodes y un sin número de accesorios complementarios. Con todo ello y una innumerable cantidad de horas y días enteros, logró espectaculares imágenes de las más diversas especies de animales salvajes, de muy difícil localización; osos, lobos, gatos monteses, nutrias, águilas, halcones, etc. En el monte estaba en su ambiente natural, hasta el punto de convertirse durante un tiempo en guarda de caza en la zona del Monte Grande de Teverga (Puerto Ventana), que compatibilizaba con su trabajo al frente de la panadería, y que, como es lógico tuvo que terminar abandonando por falta de tiempo para dormir. Conocía palmo a palmo los montes de medio Asturias, y muy especialmente los de nuestra Comarca; Proaza, Quirós, Santoº Adriano, Teverga, Somiedo, Belmonte, Pola de Lena, Yernes y Tameza, y así un larguísimo etcétera, y poseía un extraordinario sentido de la orientación con el que nos sacó muchas veces de apuros, a pesar de la brújula o mapas que alguno llevaba.
Organizó las más variadas competiciones deportivas, siempre ligadas a sus aficiones; ciclismo, trial, gymkhanas, tiro al plato, fútbol, etc., pero con una singularidad extraordinaria en los tiempos que corren, todo lo que hizo fue de manera desinteresada, sin pretender beneficio alguno para él, si acaso, en muchas ocasiones poniendo dinero de su bolsillo además del tiempo y trabajo que le dedicaba.
Con Susín, “el Guaje para los amigos”, perdimos a un ser querido, todo un personaje que de manera altruista hizo innumerables cosas por Proaza, siempre dispuesto para echar una mano y del que no creo que exista nadie que guarde un mal recuerdo, pues en su vocabulario estaba desterrada la palabra maldad. De enorme popularidad en todo Asturias, especialmente en los ambientes deportivos, pero que sin embargo renunció expresamente a cualquier tipo de funeral o acto de despedida. Su figura es irrepetible y lo vamos a echar mucho de menos.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa