Publicado el: 21 Feb 2020

«La derecha se envuelve en la bandera pero recorta servicios», replica IU de Grado a Ciudadanos

El equipo de gobierno moscón esgrime una orden ministerial que sitúa las juras de bandera preferentemente en los acuartelamientos para justificar el rechazo al acto simbólico que Ciudadanos quería celebrar en un parque de la villa

Los representantes de IU, en el Pleno

Redacción/Grado

Respeto a las Fuerzas Armadas pero «exquisita separación de la vida militar y la civil». Esta es la postura que defiende el equipo de gobierno municipal de Grado, de IU, ante la petición de Ciudadanos de que se organice una jura de bandera en la villa, una moción que fue rechazada en el Pleno con los votos del equipo de gobierno municipal. IU ha replicado a través de un comunicado a las declaraciones del portavoz de la formación naranja, que les acusó de «sectarismo» y de no organizar el acto porque «creen que es de fachas».

«El portavoz de Ciudadanos miente y tergiversa. Este equipo de gobierno muestra el más absoluto respeto
institucional y cívico tanto a las Fuerzas Armadas como a la ciudadanía que, a título particular, desee
prestar juramento a la bandera. Nosotros entendemos que los lugares apropiados para un acto militar de esta naturaleza son los distintos centros y acuartelamientos que el Ejército tiene a lo largo y ancho de toda la geografía española. Y no solo lo entendemos nosotros, también lo legisla así el propio Ministerio de Defensa», asegura IU, que cita una Orden Ministerial de 2004 que establece la organización anual de este tipo de actos en los distintos acuartelamientos y unidades del país. «Se trata con la presente Orden de facilitar que sean dichas Unidades las que, en la medida de lo posible, satisfagan las solicitudes de prestación o renovación del juramento o promesa ante la Bandera de España», cita el escrito. «Como puede comprobarse, tanto el Ministerio de Defensa como el Ejército tienen sumamente claro que las ubicaciones apropiadas para los actos militares deben ser los acuartelamientos, e insta a la ciudadanía que lo desee a ponerse en contacto con las Unidades de su entorno. Este gobierno municipal se remite a dicha OM. Es más, se pueden consultar decenas de actos similares publicados en la página web oficial de Defensa para el año 2020 en centros propiedad del Ejército. Es este el ámbito que, a nuestro entender, le corresponde a este tipo de ceremonias militares, espacios mucho más adecuados que un parque público de nuestro municipio», argumenta IU.

La coalición rechaza tajantemente que la negativa a la jura de bandera en la villa suponga una falta de respeto. «Nos acusa el portavoz de Ciudadanos de ‘no respetar ni poner en valor a las Fuerzas Armadas’ y de
desconocer ‘que las Fuerzas armadas han ido evolucionando con la sociedad’. Este gobierno municipal participa de los principios constitucionales que rigen las Fuerzas Armadas y de la clara preponderancia del poder civil democráticamente elegido sobre las mismas que se establece en el artículo 97 de la Constitución de 1978: el Gobierno dirige la política militar y la defensa del Estado. Por tanto, somos partidarios de una exquisita separación de la vida militar y civil y de sus espacios respectivos, sin que ello suponga ni la marginación, ni el desprecio de las Fuerzas Armadas (como deja entrever el portavoz de ciudadanos en sus capciosas interpretaciones), a las que evidentemente apoyamos y respetamos en sus labores y tareas constitucionales».

IU arremete finalmente contra lo que considera un uso partidista de la bandera de España. «Por cierto, asistimos una vez más a la ya habitual concepción de patria de la derecha española, una visión estrecha y extremadamente simbólica, que acostumbra a presentar la patria sublimando sus representaciones mientras, como siempre, sigue olvidándose de lo concreto, de lo más importante: los españoles y las españolas. Porque nuestra derecha menta permanentemente a España a la vez que ignora a la inmensa mayoría de sus compatriotas, a los que priva de derechos y libertades, a los que recorta servicios públicos. Se envuelve en la bandera mientras ataca nuestra sanidad, educación y pensiones, a la vez que permite desahucios fraudulentos, salarios de miseria y una desigualdad indigna entre la mayoría social de trabajadores y la pequeña élite del 1% a la que tan bien representan. Eso sí es sectarismo», concluye.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa