Publicado el: 26 Feb 2020

Los trabajadores de Expal se concentrarán en Oviedo en defensa de sus empleos

La Federación de Asociaciones de Trubia llama a respaldar a la plantilla, y acusa a la empresa de usar a los trabajadores para hacer un «chantaje»

La concentración, prevista para mañana jueves, también ha recibido el apoyo de Trubia se Mueve

Trabajadores de Expal, concentrados la pasada semana ante la Junta

Redacción/Trubia

Los trabajadores de Expal han convocado una concentración en defensa de sus empleos, mañana jueves a las 18,00 horas, frente a la sede de la Delegación de Gobierno, en la plaza de España de Oviedo. La concentración coincide con la reunión del comité de empresa con la delegada del Gobierno, Delia Losa.  Todas las asociaciones de Trubia, tanto la nueva asociación vecinal Trubia se Mueve como las asociaciones integradas en la Federación de Asociaciones de Trubia, han hecho un llamamiento para acudir en respaldo de la plantilla, amenazada por un ERE de extinción.

La Federación de Asociaciones ha hecho público además un extenso comunicado en el que reclama la continuidad de la factoría, muestra su preocupación por el impacto del cierre en el pueblo, y acusa a la empresa de usar a los trabajadores para hacer «chantaje» al Gobierno.

«No es aceptable la actitud especuladora de la empresa EXPAL. Y decimos esto porque aún sabiendo que hay suficiente carga de trabajo se apoyan en dos elementos verdaderamente perversos para los trabajadores. Por un lado la reforma laboral que les permite hacer un ERE de forma prácticamente unilateral, algo que nunca se ha de aceptar por parte de los trabajadores. Y por otro un chantaje que trata de forzar y desviar el problema creado por la empresa como si la decisión fuera cosa propia del Gobierno. No hay duda de que la administración del Estado debe trabajar en la solución del problema pues las licitaciones para la exportación así como el control de los productos exportables dependen de ella pero una multinacional así no puede poner en el disparadero a los trabajadores si su problema es político. Lo hemos dicho. Se llama chantaje·, afirma la Federación de Asociaciones, que asegura estar «muy preocupada por el abandono de la actividad industrial en Trubia». «Si vimos con buenas expectativas la entrada de esta industria en nuestra localidad era porque iban a ocupar unos talleres que habían quedado abandonados y ahora tendrían de nuevo actividad por lo menos por espacio de 10 años prorrogables a otros 5 más. No han pasado 3 años de uso y ahora esta actitud prepotente de la empresa pretende dejar en la calle a 52 personas además de los empleos indirectos que correspondan. Pero además la vida social y comercial de Trubia también lo va a sufrir. Exigimos por tanto a la empresa que abandone su propuesta de ERE y a los gobiernos del estado Español y del Principado de Asturias que pongan en marcha todos los mecanismos necesarios para evitar el cierre de esta factoría», concluyen los vecinos.

 

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa