Publicado el: 29 Feb 2020

Expal consuma el cierre de la factoría de Trubia, con plan social

Los sindicatos logran el compromiso de 20 recolocaciones voluntarias en Burgos, 33 días por año trabajado de indemnización y una bolsa de empleo por si reabre la factoría, que dejará de funcionar a final de marzo

La fábrica de Expal en Trubia, con pancartas contra el cierre

Redacción/Trubia

Expal cerrará la fábrica de munición de Trubia. No hubo prórroga para el ERE de extinción, aunque tras una maratoniana jornada de negociaciones el comité de empresa logró mejoras en el plan social que se aplicará a la plantilla para el cierre. El acuerdo incluye el pago de indemnizaciones de 33 días por año trabajado, más un incentivo en función de la antigüedad, 20 recolocaciones en Burgos, voluntarias (la plantilla es de 52 trabajadores), con un contrato temporal de 6 meses y 500 euros por traslado, además de la creación de una bolsa de empleo por si reabre la planta.

El acuerdo fue llevado por los representantes sindicales a una  asamblea de trabajadores donde se aprobó por unanimidad y luego se firmó el acuerdo. La asamblea se celebró a las 23:15 horas y se acabó de redactar y firmar todo a las 03:30 horas de la madrugada, tras empezar las negociaciones a las 9 de la mañana. «Lo que nos hubiera gustado es qué no cerrará pero no hubo manera», resume el presidente del comité de empresa, Javier Rodríguez. El día 30 de marzo como máximo la factoría cerrará sus puertas.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa