Publicado el: 10 Mar 2020

Las mujeres lectoras y rurales hacen piña

Clubes de lectura de Las Regueras, Quirós y Oviedo participaron en un encuentro en Pontevedra

Participantes en el encuentro, celebrado este fin de semana

B. Álvarez/ E. Martínez/ Pontevedra

Miembros de los clubes de lectura de Las Regueras y de Quirós, junto a integrantes de clubes de lectura de Tudela Veguín y de la Red de Bibliotecas Municipales, participaron este fin de semana en el I Encuentro en femenino organizado por la Asociación Rural Mulleres de Estribela e Lourizán, Armel de Pontevedra junto a la concejal pontevedresa Silvia Junco y a Chelo Veiga, coordinadora de Bibliotecas Municipales de Oviedo. Junco, que fue concejal en el Ayuntamiento de Oviedo, se puso en contacto con la coordinadora de Bibliotecas Municipales de Oviedo, Chelo Veiga, con la que colabora habitualmente en la organización de actos en Galicia relacionados con la literatura y la cultura para proponerle una forma diferente de celebrar el 8 de marzo. Las lectoras celebraron así el Día Internacional de la Mujer con una convivencia de mujeres rurales asturianas y gallegas que se prolongó durante todo el fin de semana y que tuvo dos platos principales.
El sábado por la tarde, en el Pazo Señorans, tuvo lugar un encuentro con la poeta Carmen Quinteiro, una pontevedresa, maestra de infantil en su vida diaria y poeta en su tiempo libre, que leyó para los presentes parte de su obra despertando emociones y sentimientos con una poesía cercana llena de sensibilidad. Quinteiro compartió poemas de “Caleidoscopio”, una recopilación de microrrelatos y poesías que escribió en unos meses en los que se sumergió entre versos y palabras que la acogieron para ser tabla de salvación frente a una feroz tristeza. “Caleidoscopio” es literatura que sana como también lo es “Desde esta orilla” un poemario que escribió echando fuera todo lo que llevaba dentro, vaciándose en apenas un mes y poniendo palabras a una dura experiencia que había vivido. Sus versos son de los que el lector identifica como propios nada más acercarse a ellos. Quinteiro pone voz a esas emociones personales que son comunes y universales y que muchos de nosotros no somos capaces de expresar.
El domingo, tras una visita al Pazo de Louzirán en la que la lluvia fue protagonista, se celebró una reunión en la que la presidenta de ARMEL, Raquel Souto ejerció de anfitriona y en la que se intercambiaron pareceres y opiniones sobre las actividades asociativas y el papel de las mujeres en la actualidad. Se da la circunstancia de que entre las asturianas se encontraban Feli González, presidenta de la Asociación de Mujeres el Orbayu de Las Regueras y Nieves Cargo Ponte, presidenta de la Asociación de Amas de Casa San Julián de Box de Tudela Veguín.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa