Publicado el: 13 Mar 2020

La Fábrica de Armas establece turnos en los comedores y potencia el teletrabajo

La dirección de la factoría de Trubia estudia enviar a casa con permiso retribuido a los mayores de 60 años

Fábrica de armas

Redacción/Trubia

La dirección de la fábrica de armas de Trubia ha puesto en marcha una batería de medidas para evitar el contagio de coronavirus entre la plantilla, y estudia otras. Ya se ha decidido separar el uso de los comedores por turnos, para ampliar la distancia entre los usuarios, una medida que también se va a aplicar en los vestuarios. Se van a dividir algunos talleres con compartimientos, y se vallarán los pasillos de entrada y salida, para que los que salgan no coincidan con los que entran. Se está potenciando el teletrabajo en los puestos en los que es posible, y hoy ya se ha enviado a estos empleados a casa. Los trabajadores con patologías previas tienen ya permiso retribuido, una medida que se está estudiando ampliar a los mayores de 60 años. Los trabajadores que presenten síntomas gripales también serán enviados a casa, según las medidas que han sido comunicadas a los sindicatos. La empresa ha contratado además un refuerzo del servicio de limpieza.

 

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa