Publicado el: 18 Mar 2020

Las subcontratas de la fábrica de armas: «Nosotros tenemos que seguir viniendo»

Empleados de las empresas auxiliares se sienten discriminados frente a la plantilla y reclaman que se amplíe a ellos la suspensión de la actividad

Fábrica de armas de Trubia

Redacción/Trubia

Empleados de las subcontratas de la fábrica de armas de Trubia continuan trabajando en la factoría, pese a la suspensión de la actividad que ha afectado a la plantilla de Santa Bárbara Sistemas. Los trabajadores de las empresas auxiliares (Ilunion, Engie, Eulen o Imsa) se sienten discriminados respecto a la plantilla, que fue enviada a casa de descanso ante la imposibilidad de mantener la producción en condiciones de seguridad (con más de metro y medio de distancia entre trabajadores, entre otras recomendaciones sanitarias). «Nosotros aquí tenemos que seguir viniendo, muchos sin mascarilla, con camiones que entran y salen, y desempeñando un trabajo poco productivo, porque la producción está parada. Hay miedo, porque muchos tienen padres mayores en casa», critica uno de los trabajadores, que piden que «se ponga por delante la salud de los empleados antes que las consideraciones económicas».

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa