Publicado el: 18 Mar 2020

Tres personas aisladas y en estudio por COVID-19 en la residencia de Grado

Los tres casos están en investigación, tras tener contacto con un trabajador que dio positivo en las pruebas

La consejería de Derechos Sociales y Servicios facilitó ayer nuevos equipos de protección y formación específica de refuerzo al personal

La residencia del ERA de Grado, en una imagen captada por Google Maps

Redacción/Grado

Tres personas se encuentras aisladas y en observación en la residencia del ERA de Grado, tras presentar sintomatología y haber estado en contacto con una persona afectada por COVID-19. Los tres casos en estudio se suman a los dos positivos registrados en el centro, un fisioterapeuta y un residente que fue trasladado al Hospital Universitario Central de Asturias. La consejería de Derechos Sociales y Servicios entregó ayer a la residencia de Grado nuevos equipos de protección para el personal, y ofreció una formación específica de refuerzo a los trabajadores del centro.

Para los familiares, la situación está siendo difícil, pero la afrontan con calma y con confianza en los trabajadores y el equipo directivo del centro. «Desde la semana pasada ya no podemos visitarles, aunque sí les llamamos y recibimos información de cómo están. La situación es dura, porque por ejemplo mi madre ya estaba un poco confusa, y con la pérdida de contacto con los familiares supongo que perderá más las referencias. Pero no queda otra que resistir», relata la hija de una de las usuarias.

La consejera, Melania Álvarez, lanzó un mensaje de tranquilidad, «tanto a las familias de las personas que residen en los centros del ERA como a los usuarios: ante todo, seguiremos garantizando el servicio público que prestamos en elERA, un recurso público que hoy es más imprescindible que nunca. Para ello, estamos articulando y reforzando todas las medidas que tenemos a nuestro alcance para velar por la seguridad de cada uno de los residentes, de sus familias y de los trabajadores que prestan servicios en el organismo». La consejera destacó que mantienen informada de la situación de los centros del ERA en Asturias a la Federación de Familiares. «En estos momentos de restricción total de las visitas, algunos de los centros han puesto en marcha un sistema de videollamadas entre los residentes y sus familias con el fin de que, dentro de lo posible, puedan mantener el contacto en una situación tan difícil. Sabemos lo complicado que es no tener contacto directo con los seres queridos en estos momentos, pero nuestro deber es primar por la salud de los residentes, familiares y trabajadores. Estamos volcados en ello. Esa es nuestra prioridad inexcusable».

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa