Publicado el: 19 Mar 2020

Una mujer de 96 años, fallecida por coronavirus en Grado

Ya son quince los casos en la residencia del ERA en la villa, tres de ellos trabajadores del centro

Un operativo de limpieza ha desinfectado esta tarde las instalaciones

Fachada de la residencia del ERA en Grado, en una imagen de Google Maps

Redacción/Grado

Los casos de afectados por coronavirus se han disparado en la residencia del ERA en Grado, donde se ha registrado hoy un fallecimiento, una mujer de 96 años. El brote ha afectado por ahora en total a 15 personas, doce usuarios y tres trabajadores. La mujer falleció tras ser trasladada al HUCA, donde el pasado viernes fue ingresado el primer paciente grave, un varón. Ayer por la mañana, las cifras oficiales de la consejería fijaban que había tres casos en estudio, y dos positivos (un trabajador, y un residente). Por la tarde, la situación empeoró, con más pacientes con sintomatología, y hoy se contabilizan ya quince afectados, uno de ellos fallecido. Los residentes que han dado positivo fueron trasladados al HUCA, mientras que los trabajadores están en aislamiento en sus casas.

La consejería ha confirmado casos en otros dos centros de la red pública, en el Palacio de Villar, en Castrillón, donde hay cinco residentes y un trabajador afectados, y en la residencia Santa Teresa de Oviedo, con un profesional que ha dado positivo.

La consejería ha enviado esta tarde un operativo de profesionales para llevar a cabo la limpieza exhaustiva y la desinfección de los centros de Grado y Palacio de Villar (Castrillón), reforzando así las medidas de contención de la pandemia del nuevo coronavirus.

La gerente del ERA, Ana María Suárez, que esta mañana acudió a la residencia de Palacio de Villar con el fin de explicar a la plantilla las medidas que se impulsarán para reforzar la protección contra el COVID-19, asegura que, en los próximos días, las desinfecciones que realizará la empresa Tragsa se pueden ampliar a otras instalaciones.

“Hemos tomado decisiones en un marco de seguridad para los profesionales, teniendo en cuenta las necesidades esenciales. Hace dos días que decidimos modificar los mínimos de los centros residenciales y prescindir de las prestaciones que no supongan una atención básica”, explica Suárez. De acuerdo con esto, los profesionales de fisioterapia, podología, terapia ocupacional, animación sociocultural y psicología fueron avisados para que no acudieran a los centros de trabajo.

También se ha transmitido a varios centros la posibilidad de que las familias de algunos residentes puedan trasladar a las personas mayores que viven en estos centros a sus hogares durante la pandemia.

Por otra parte, los profesionales de la red residencial pública disponen desde ayer de más medios de protección, que han sido cedidos por varias consejerías, para tratar de garantizar su seguridad. “Estamos haciendo todo lo posible para conseguir más material sanitario, que pondremos a disposición de los equipos que siguen trabajando día a día en nuestros centros, garantizando el mejor cuidado a las personas mayores”, apunta la gerente del ERA.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa