Publicado el: 20 Mar 2020

Del test de alcoholemia al respirador: la Guardia Civil cede cien boquillas

El instituto armado colabora en un proyecto asturiano para construir aparatos de respiración asistida con destino a pacientes de COVID-19

Entrega de las boquillas de los etilómetros para el proyecto asturiano de respirador automático

Redacción/Grado

De servir para hacer test de alcoholemia a poder salvar una vida, como parte de un respirador. La Guardia Civil de Asturias ha cedido cien boquillas de etilómetros a una empresa asturiana que está impulsando un proyecto para construir respiradores artificiales para su uso en pacientes con COVID-19.
«El pasado día 19 de marzo a las 21:30 horas, un representante de una empresa se puso en contacto con la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Asturias, poniendo en conocimiento que elaboran un proyecto con la finalidad de fabricar respiradores artificiales. En el transcurso de la llamada, el representante de esta empresa, puso de manifiesto la necesidad de una última pieza que no lograban adquirir y que habían detectado que utilizando las boquillas de los etilómetros que actualmente utiliza la Agrupación de Tráfico, podría solventar este problema», relata la comandancia de Oviedo. «Por ello, y ante la urgencia de este proyecto, a las 23:15 horas por el mando de la Unidad de Tráfico de Asturias se gestionó la donación de 100 boquillas de etilómetros a esta empresa»

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa