Publicado el: 21 Mar 2020

KCS, una radio local para hacer más llevadero el confinamiento

Marcos Álvarez pone en marcha en Las Caldas-Caces una emisora online con una variada programación en la que participan los vecinos

Marcos en plena emisión

F. R. / Trubia

Marcos Álvarez quería aportar su granito de arena en la lucha contra la epidemia del coronavirus. Son muchas horas y días de confinamiento y por eso decidió poner en marcha una emisora de radio en Las Caldas y Caces (aunque se puede escuchar por internet desde todo el mundo). La radio se llama KCS y se puede escuchar aquí. Tiene una parrilla variada y muy participativa, en donde los vecinos escuchan sobre todo la música que más les gusta. Hacen sus peticiones a través de un grupo de guasap en el que hay un centenar de apuntados. LA VOZ DEL TRUBIA también participa con un boletín de noticias diario sobre la actualidad de la comarca.

Marcos comenzó poniendo música para que se escuchara en el exterior, pero «yo y los mas cercanos atronábamos y los de mas allá no escuchaban nada, así que se me ocurrió la idea de la radio on line…. y se me fue de las manos. Los vecinos crearon un grupo de guasap donde hacen peticiones, dedicatorias, felicitaciones, cuentan sus cosas e interactúan todos», explica el creador de esta iniciativa.

«Son muchos son los DJ asturianos que sacan sus altavoces a la calle y animan a sus vecinos. En los pueblos es complicado, ya que hay mucha gente mayor a la que puede molestar y además la dispersión entre casas hace que muchos no escuchen los altavoces y los de mas cerca sufran el exceso de ruido», relata Marcos. La emisora tiene una bien nutrida parrilla de programación con colaboraciones de otros Djs y artistas. En su quinto día de emisión ya cuenta con seguidores en diferentes puntos de España incluso del extranjero, ya que familiares y amigos de los vecinos se han unido a la iniciativa.

Comentarios:
  1. mercy dice:

    deberían tener una,frecuencia en FM me ha,gustando.Felicidades
    Marcos

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa