Publicado el: 25 Mar 2020

Vigilancia Epidemiológica cree que en Asturias «la curva se está aplanando»

El contagio se produce «en racimos, no es generalizado en el territorio», según las estimaciones del jefe del área, Ismael Huerta

En el HUCA, donde hoy se presentó el hospital de campaña para la evaluación inicial de los pacientes, hay un 60% de ocupación, cuando en la epidemia de gripe se llega al 99%

Interior del hospital de campaña levantado en el HUCA

Redacción/Grado

Asturias se prepara para la fase de mayor expansión de la epidemia de coronavirus, con medidas excepcionales como el hospital militar de campaña levantado por el Ejército en el aparcamiento subterráneo del HUCA. Una pandemia que en Asturias está teniendo una evolución menos agresiva que en otras comunidades, según destacó hoy el jefe del Servicio de Vigilancia Epidemiológica, Ismael Huerta. «Tenemos un aumento continuado de nuevos casos, pero no es un avance explosivo, tenemos una media de seis casos confirmados más al día», afirmó Huerta, que considera que en la región sí se está consiguiendo «lo que se llama aplanar la curva», es decir, impedir un avance exponencial de los contagios que produzca un colapso del sistema sanitario. El responsable del servicio de epidemiología considera que ésto se debe a que las medidas de aislamiento social se adoptaron cuando el virus no estaba muy extendido en la región, por lo que están siendo eficaces, aunque es importante mantener el confinamiento. Y es que en Asturias, añadió, el contagio no se está dando en todo el territorio, «no es un contagio generalizado», sino que se está produciendo «por racimos». La mortalidad es del 3%, y el 88 por ciento de los fallecidos tienen más de 70 años. «Vemos también mayor frecuencia de fallecimientos en varones que en mujeres», aseguró.

Entre tanto, el sistema sanitario asturiano continúa preparándose para hacer frente al pico de la epidemia.Hoy se presentó el hospital de campaña que el Ejército ha levantado en el aparcamiento subterráneo del Hospital Universitario Central de Asturias. El gerente del área sanitaria IV, Luis Hevia, explicó hoy que las instalaciones servirán para el triaje de pacientes (la evaluación inicial), así como para la toma de muestras.  Contará con 20 enfermeras, 10 auxiliares y 10 celadores para desempeñar este trabajo, según detalló Hevia. El responsable del área sanitaria señaló que en el HUCA hay en la actualidad un 60 por ciento de ocupación, tras posponer todas las hospitalizaciones programadas que no eran indispensables y facilitar las altas que clínicamente eran aceptables. Un porcentaje que comparó con la situación de ocupación durante la epidemia anual de gripe, cuando el HUCA llega al 99 por ciento de ocupación. En total, entre el HUCA y el Hospital Monte Naranco, hay 673 personas hospìtalizadas, un 24 por ciento positivos por COVID19. En el Monte Naranco también hay hospitalizados por coronavirus, en total quince personas, con un perfil determinado: mayores de 80 años, que están siendo atendidos por servicios especializados en geriatría.

En cuando a la capacidad de la UCI, Luis Hevia aseguró que se dispone de camas de críticos, y que se cuenta con unidades en los hospitales de Gijón, Avilés y las Cuencas. En la actualidad hay 32 personas en la UCI por COVID 19. Hevia estima que se dispone de más de un centenar de camas de críticos, por lo que lanza «un mensaje de tranquilidad» a los ciudadanos.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa