Publicado el: 27 Mar 2020

El Principado facilitará crédito y liquidez a los ayuntamientos por el COVID-19

Pone a disposición de las corporaciones locales 16 millones de la Caja de Crédito de Cooperación Local y adelantará el Fondo de Cooperación Local

El Principado plantea una ayuda de hasta 400 euros para autónomos que ejerzan la actividad a título propio y no puedan mantener abiertos sus negocios durante el estado de alarma

Los consejeros Melania Álvarez y Pablo Fernández, tras el consejo de gobierno celebrado ayer

Redacción / Grado

El Gobierno de Asturias ha aprobado un paquete de diez medidas para minorar los efectos económicos y sociales del COVID-19 que movilizarán al menos 32 millones y negocia con las principales entidades financieras el adelanto de las prestaciones de desempleo a trabajadores afectados por ERTE declarados de fuerza mayor. En dichas medidas se facilitará crédito y liquidez a los ayuntamientos.  Además la Administración autonómica concederá un aplazamiento tributario de seis meses para empresarios por cuenta propia, pymes y micropymes  y una línea de crédito de 10 millones avalada en su totalidad por Asturgar permitirá mejorar la liquidez empresarial

Las facilidades de crédito y liquidez a los ayuntamientos se elevan a 16 millones, con una línea de hasta 8.000.000 a través de la Caja de Crédito de Cooperación Local para inversiones o gastos extraordinarios relacionados con el COVID-19, y el adelanto del pago del Fondo de Cooperación Local, dotado con otros 8 millones.

Estas iniciativas complementan las adoptadas por el Gobierno de España, recogidas en el Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes extraordinarias, y dan continuidad a las aprobadas en los últimos días por el Ejecutivo autonómico, entre las que figura el adelanto del pago del salario social y de las prestaciones a las personas dependientes, así como el aplazamiento de las obligaciones tributarias de las tasas e impuestos gestionados por el Principado.

En cuanto al contenido concreto de las medidas, cabe destacar lo siguiente:

– Negociación con entidades financieras para el adelanto del pago de las prestaciones de desempleo a trabajadores afectados por ERTE declarados por causas de fuerza mayor.

– Facilidades de crédito y liquidez a los ayuntamientos por importe de 16 millones: contempla una línea de hasta 8.000.000 a través de la Caja de Crédito de Cooperación Local para inversiones o gastos extraordinarios relacionados con el COVID-19, y el adelanto del pago del Fondo de Cooperación Local, dotado con otros 8 millones.

– Ayudas para los empresarios autónomos que ejercen la actividad a título propio en aquellas actividades no autoriz adas para su apertura durante el periodo del estado de alarma: la ayuda máxima asciende a 400 euros mensuales y se dirige al pago de gastos fijos como alquileres, cuotas hipotecarias y de renting, suministros, etcétera. Esta medida podría beneficiar a más de 12.000 autónomos, según las primeras estimaciones.

– Reajuste, durante el estado de alarma, de la potencia eléctrica contratada: el Gobierno ha acordado con las principales compañías y distribuidoras la posibilidad de que cualquier consumidor pueda reducir temporalmente la potencia contratada y recuperarla posteriormente, sin que se incurra en costes o penalizaciones. Esta medida beneficia a autónomos, al pequeño comercio y a pymes y también a la gran industria.

– Aplazamientos tributarios a trabajadores autónomos, pymes y microempresas: esta medida se concederá por un plazo de 6 meses, sin intereses, para las obligaciones tributarias con el Principado generadas entre el fin del estado de alarma y el 1 de junio de 2020.

– Aumento de la liquidez a pymes, microempresas y autónomos a través de una nueva línea de avales por parte de Asturgar: la sociedad de garantía recíproca del Principado avalará frente a las entidades financieras el 100% de una línea de crédito de 10 millones de euros. Esta medida pretende complementar las líneas de crédito del Estado.

– Aplazamiento de los créditos avalados por Asturgar: Esta medida tendrá un periodo de vigencia de seis meses y un año adicional de carencia en el que solo deberán abonarse los intereses de los préstamos. Las empresas deberán acreditar un impacto significativo del Estado de Alarma en su actividad.

– Aplazamiento de los préstamos concedidos por la Sociedad Regional de Promoción (SRP): se aplazarán las cuotas trimestrales del primer y segundo trimestre de los préstamos y de los préstamos participativos en vigor, que se abonarán prorrateadas a lo largo del próximo ejercicio. Igualmente, las empresas deberán acreditar un impacto significativo del Estado de Alarma en su actividad.

– Incremento de la bonificación en la contratación de asesores de comercio exterior: se aplicará una bonificación del 80% en los servicios de los profesionales que prestan servicio a empresas exportadoras afectadas por el COVID-19.

– Moratoria de tres meses (marzo, abril y mayo) en el pago de alquileres para compañías ubicadas en los centros de empresas dependientes del Principado.

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa