Publicado el: 10 Abr 2020

El brote de Grado, «especial» y el más virulento de Asturias

El coordinador del Observatorio de Salud Mario Margolles  dice que el caso de la residencia moscona, en el que se han curado 43 usuarios, «demuestra que se sale del virus, incluso entre personas muy mayores»

El concejo tiene la mayor tasa de infectados por 100.000 habitantes de Asturias, con cifras muy superiores al resto de concejos, según el último informe de análisis epidemiológico 

Margolles durante la rueda de prensa de este mediodía

F. R. G. / Grado

Grado es el concejo con mayor tasa de infectados por 100.000 habitante de Asturias, con cifras muy superiores al resto de municipios, según el último informe de análisis epidemiológico presentado esta mañana en rueda de prensa telemática. Son 70 los casos acumulados en Grado y su tasa es del 715,5, muy elevada respecto a la media de Asturias y por delante de casos también importantes como los de Cangas del Narcea, Tapia, Salas, y Castrillón. El estudio de los datos se cerró el pasado 7 de abril.

El coordinador del Observatorio de Salud, institución que ha publicado el informe, Mario Margolles, a preguntas de LA VOZ DEL TRUBIA hizo mención específica a Grado: «este caso ha tenido una circunstancia particular al estar relacionado con otros focos y tenemos claramente definido como entró en esa residencia», explica en referencia al primero de los brotes ocurridos en el Principado en la Fundación Masaveu. Margolles destacó que el brote de Grado fue de los más virulentos hasta la fecha y con características especiales que ya habíamos visto en algunas instituciones y hasta en algunos grupos familiares concretos». «Si a ello añadimos la fragilidad de los residentes, muy mayores y con muchas patologías… por desgracia se han producido muchos daños», afirmó, si bien destacó que también hay que hablar de datos favorables «porque 48 se han recuperado, algunos de ellos muy mayores lo que demuestra que se sale de esto, también en las residencias».

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa