Publicado el: 27 Abr 2020

Normalidad y civismo en la primera jornada de salida de los niños

Los concejos de la comarca apenas notaron el levantamiento parcial del confinamiento para los más pequeños

En San Román de Candamo los vecinos han denunciado a varias familias por reunirse y celebrar encuentros, mientras que en Grado hubo dos sanciones la semana pasada

Los hermanos Yara y Colás, de Trubia, en el parque de Cataluña

Redacción/Grado

Normalidad y civismo en los concejos de la comarca durante el primer día de levantamiento parcial del confinamiento para los más pequeños. En los concejos más rurales apenas se notó el cambio en las normas del estado de alarma, que permitía salir a los menores de 14 años durante una hora acompañados de un adulto. La lluvia, y el hecho de que en la zona rural el confinamiento es menos agobiante, hizo que en concejos como Illas, Candamo o Quirós no se notara nada especial durante la jornada. En Teverga «el tiempo era desapacible y los niños salieron a pasear sin aglomeraciones de forma muy tranquila y escalonada, respetando las normas», señala la alcaldesa, María Amor Álvarez Ardura, lo mismo que en Belmonte de Miranda, donde las familias «tienen disponible el parque de los patos para pasear así que hemos reforzado ahí la desinfección, con cuidado de no dañar las zonas verdes», señala la alcaldesa, Rosa Rodríguez. En Trubia la Policía Local informa de que no hubo incidencias. En Grado, donde se abrió el paseo del río para dar espacio a las familias, hubo «civismo y completa normalidad», según destaca el concejal de Seguridad Ciudadana, Plácido Rodríguez. En el concejo, durante la pasada semana la Policía Local identificó a 17 personas, a 49 coches y puso dos sanciones.

Caso aparte ocurre en Candamo, donde el Ayuntamiento ha recibido varias denuncias vecinales por no respetar el confinamiento en San Román. «Hemos recibido varias llamadas de distintos vecinos, porque al parecer hay un grupo de residentes que no se están tomando en serio el confinamiento. Los vecinos se quejan de que hay al parecer varias familias que salen, se reúnen en grupos y hacen reuniones o comidas juntos en domicilios. Como no tenemos policía local y respetamos el confinamiento, hemos remitido las denuncias vecinales a la Guardia Civil», señala la alcaldesa, Natalia González.

El pequeño Pablo Gallinar en el camino a Vivero, en Trubia

Una familia en el paseo del río Cubia en Grado/ Foto Xuan Alonso

 

Un pequeño, con su bici en Santo Adriano

El pequeño Enol Guillén, paseando por Trubia

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa