Publicado el: 05 May 2020

Peluquerías que no dan abasto y comercios a puerta cerrada

La comarca comienza una tímida recuperación de su actividad comercial, con comidas a domicilio y citas previas

Iván García, en la puerta de su bar

Redacción/Grado

Peluquerías de villa pequeña con todo lleno para el próximo mes, comercios de ropa que atienden por teléfono o restaurantes que empiezan a servir a domicilio. Los concejos de la comarca del Camín Real de la Mesa comienzan tímidamente a recuperar la actividad comercial más allá de la alimentación y las farmacias, bajo las estrictas condiciones establecidas para la fase 0 de la desescalada. Es el caso de El Bodegón de Trubia, que ayer abrió sus puertas para recibir y entregar pedidos de comida a domicilio, con un mostrador habilitado en la puerta y su incansable propietario, Iván García, con mascarilla y mucho desinfectante a mano. «Ayer recibimos muchos pedidos, yo creo que hubo gente que nos quiso así mostrar cariño y apoyo», asegura García. Al lado de su negocio, la sidrería El Bosque, que no abrirá hasta que pueda también abrir al público el interior del local, ya que de otro modo no le salen los números para mantener el empleo. En cuanto a las tiendas, en Trubia funciona a pleno rendimiento Casa Pepito, que con cita previa ya ha comenzado a vender ropa de primavera, zapatillas y edredones a sus clientes, «con mascarilla y desinfectante a mano».

Las peluquerías son uno de los servicios que más echaba mucha gente en falta, sobre todo para el tinte del pelo. En Proaza, ha abierto sus puertas la peluquería Uría, que ha adquirido un limpiador de ozono de más de 3,000 euros para mantener escrupulosamente la desinfección del local. «Ha sido una locura de llamadas y citas, tengo el mes casi completo. Atiendo con prioridad a los mayores de 65 años, y claro, como se va de uno en uno, y el tinte tarda mucho, pues se hace eterno», señala la propietaria, única peluquera del local, Marisol Fernández Uría.

En Belmonte de Miranda, el Ayuntamiento ha recopilado los horarios de los negocios abiertos, como guía para el vecindario. «Las peluquerías están reorganizándose para atender con garantías sanitarias. Sí va a ofrecer comidas para llevar el restaurante Gran Hotel Cela a partir de mañana. El resto está abierto lo que ya estaba hasta ahora», señala la alcaldesa, Rosa Rodríguez. Los horarios comerciales publicados por el consistorio pueden consultarse en este enlace.

Casa Pepito, en Trubia, con su propietario al frente

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa