Publicado el: 07 May 2020

El acceso a los Valles del Trubia estará controlado en la desescalada

Las restricciones a la movilidad entre todos los concejos se mantendrán en la nueva fase, y sólo estarán permitidos los desplazamientos para trabajar o con motivos justificados

Cofiño aclara que si se aprueba la fase 2 para los valles se pondrán controles de vigilancia en colaboración con la Delegación de Gobierno

Teverga, esta mañana

Redacción/Grado

Una comarca sin incidencia de coronavirus y cuyos accesos son fácilmente controlables. Estas son las condiciones que han decidido al Gobierno regional a solicitar que los Valles del Trubia pasen, junto a la comarca Oscos/Eo, directamente a la segunda fase de desescalada a partir del lunes, 11 de mayo, cuando el resto de los municipios asturianos pasaría a fase 1, según la petición formalizada ayer por el Principado al Gobierno de España. El vicepresidente regional, Juan Cofiño, aclaró hoy que la pase a la siguiente fase de desescalada no implica la libre movilidad de los ciudadanos entre concejos, ya que se mantendrán, en la fase 1, las restricciones que rigen actualmente, que sólo permiten desplazamientos en coche por motivos laborales o de fuerza mayor. En el caso del desplazamiento entre zonas en distintas fases, como ocurrirá previsiblemente con los concejos de los valles del Trubia, habrá controles en el acceso principal, la AS-228, mientras que entre los cuatro concejos afectados (Santo Adriano, Proaza, Quirós y Teverga) sí se permitirá la libre circulación. «Son comarcas naturales, muy delimitadas, que permiten el control adecuado de los accesos, de forma que no se permitirá la movilidad con el resto del territorio, manteniéndose con el resto de Asturias las restricciones que rigen en la actualidad», señaló Cofiño, que considera que esta vigilancia extra del confinamiento dará seguridad añadida a los vecinos de los Valles, con muchos habitantes mayores, «de grupos de riesgo», que estarán así más protegidos.

Tras el Consejo de Gobierno, el vicepresidente regional, Juan Cofiño, destacó que la propuesta asturiana se ha hecho «con participación» de los sectores afectados, y con la guía del comité de expertos creado bajo su presidencia.

Entre las peticiones asturianas está la solicitud de que se permita, en su momento, el uso interior de bares y restaurantes teniendo en cuenta la distancia social, y no exclusivamente por limitaciones de aforo, y que además en todo caso esta limitación se sitúe en el 50% del aforo, como se ha autorizado en el caso de las terrazas.

En cuanto a las condiciones en la nueva fase que se implementará previsiblemente en Asturias, Cofiño puntualizó que ésta no autoriza la movilidad sin restricciones entre municipios, e hizo hincapié en que se mantienen las restricciones actuales para el uso del vehículo privado, de forma que sólo se puede viajar por Asturias por motivos laborales o de fuerza mayor, y sigue siendo obligatorio acudir a hacer las compras diarias a los comercios cercanos al domicilio.

El vicepresidente anunció que se harán campañas institucionales para dar a conocer las condiciones permitidas y prohibidad en la nueva fase, y anunció que ya se está trabajando en los protocolos que regirán en espacios públicos de cara al verano, como las playas y las piscinas, aunque no adelantó ninguna propuesta. Se trata de un trabajo, dijo, que se está haciendo en coordinación con la Secretaría de Estado de Turismo.

Para saber más sobre qué está permitido y qué está prohibido en cada fase, consulta el documento resumen del Ministerio de Sanidad:

Anexo II FASES (1)

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa