Publicado el: 13 May 2020

Los conservacionistas piden que no se abra la temporada de pesca

La asociación ANA afirma que la crisis sanitaria es una «excelente oportunidad» para la recuperación de salmones y truchas en 2020

Pesca en el río Trubia, en una temporada anterior

Redacción / Grado

La asociación  de Amigos de la Naturaleza de Asturias (ANA) ha solicitado al Gobierno del Principado de Asturias que este año 2020 no se abra la temporada de pesca fluvial suspendida por el estado de alarma. «Consideramos que la actual situación trágica y convulsa provocada por la crisis sanitaria puede constituir una excelente oportunidad para reorientar la pesca fluvial, que, conviene recordar, es una actividad deportiva que está supeditada normativamente a la protección de las especies y de los ecosistemas acuáticos», señalan en un comunicado.

Recuerda la asociación que la pesca fluvial es una actividad únicamente deportiva, recreativa, «que en modo alguno cabe considerar como actividad básica, esencial o imprescindible y, por supuesto, su gestión no está vinculada con la prevención de daños en otros sectores como la agricultura, argumento un tanto manido que se utiliza para sostener el modelo de caza vigente». ANA no plantea un rechazo frontal a la pesca fluvial sino la suspensión de una única temporada «que, de todos modos, ya era incierta y no exenta de riesgos».

«Cabe recordar que la pesca fluvial, que es ejercida en gran proporción por población de riesgo, no es una actividad tan individual como cabría pensar, tan sólo en la pesca de cada salmón intervienen numerosos actores, desde la propia espera a pie de pozo por turnos de media hora para su mero intento, la colaboración habitual de otros pescadores para sacarlo a tierra o el traslado al correspondiente centro de precintaje y la obligada interacción con la guardería (trabajadores públicos), para proceder a su pesado y precinto», señalan los conservacionistas que entienden que la veda de truchas y salmones permitiría recuperar parcialmente los stocks de estas especies, «especialmente urgente en estos últimos, cuya población continua en un declive iniciado hace décadas que por si sólo bastaría para la declaración como especie protegida y, por tanto, la prohibición de su pesca».

Por eso entienden que las circunstancias son propicias para la renovación de los stocks pesqueros: «es la situación perfecta para que cualquier gestor aproveche para invertir en futuro, y es que cada trucha o salmón que no se pesque en la actual temporada no es un recurso que se pierda, sino todo lo contrario,  es una magnifica inversión de futuro, futuro tan inmediato como el propio ciclo biológico de estas especies, de apenas tres años, menos de lo que dura una legislatura».

Comentarios:
  1. francisco dice:

    La asociacion ana lo primero que tiene que pedir que en asturias pongan la pesca sin muerte igual que esta en leon.esta asociacion no tienen nada que hacer se meten con la pesca,ya que piden que cierren la pesca, lo que tienen que hacer es no dar subenciones a personas que viven del cuento.que lo unico que saben hacer es meterse con los mas debiles.esta asociacion limpia lorios y los montes no creo que devuelvan el dinero de pena, que vallan a trabajar como todo vecino,habia que verles las cuentas.quienes son estos personajes para cerrar o abrir algo.si os preocuparais de las redes de arrastre que revientan el fondo marino el parque de isabel la catolica los animales enjaulados las fabricas todos sus vertidos con esos no os meteis dais pena

Deje su comentario

Diario digital del Camín Real de la Mesa